El portavoz del Govern, Rafal Bosch, ha asegurado que el Ejecutivo mantendrá todos los derechos sociales que ofrece en áreas básicas como las de educación, sanidad y servicios sociales, si bien ha apuntado que es posible que la prestación de los mismos no se pueda realizar con la misma "agilidad".

Así lo ha señalado Bosch durante una comparecencia ante los medios en referencia a las críticas vertidas desde el PSIB, cuya portavoz en el Parlament, Francina Armengol, ha acusado al Govern de estar planeando recortes como los del plan medidas de la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, en educación y en sanidad pública.

Bosch ha aseverado que si hay alguien que piense que "algún gobierno puede tener alguna intención de hacer recortes en aquello que ha costado tanto de conseguir para todos (...) en el estado de bienestar, como es la sanidad, educación y servicios sociales, está equivocado".

Así, ha enfatizado que el Ejecutivo balear "no tiene ninguna otra intención" que mantener todos los servicios sociales autonómicos "llevando una política económica bastante diferente de la de los últimos cuatro años, que, en parte, no totalmente, tiene que ver con la situación en la que nos encontramos".

En este sentido, ha instado a los socialistas a que reflexionen sobre la gestión económica que desarrollaron en la pasada legislatura y que, a su juicio, ha provocado "en parte" la actual situación económica. Asimismo, ha asegurado que el Govern hará todo lo posible para reconducirla.

Plan de cospedal

En referencia al plan de medidas de Cospedal, Bosch ha felicitado a la presidenta de Castilla-La Mancha por actuar en su comunidad para solucionar los problemas económicos de este territorio y ha afirmado que si ha presentado unos recortes de esta contundencia es debido a que la comunidad lo precisaba. Así, ha dicho que "ha hecho lo que tenía que hacer" porque se ha encontrado con una situación "muy complicada".

Bosch ha indicado que es posible que algunas de las futuras acciones del Govern coincidan con las líneas marcadas por Cospedal, si bien no ha precisado de que ámbitos se tratará. El portavoz ha incidido en que las medidas concretas que aplicará el Ejecutivo balear se detallarán en la ley de presupuestos del próximo año y en la ley de medidas de acompañamiento.

En cualquier caso, ha subrayado que el Govern está haciendo "un esfuerzo grandísimo" para mantener todos los servicios sociales que se prestan, a diferencia de otras comunidades en las que han tenido que ser recortados.

Mensaje "realista" de la situación económica

Por otra parte, el 'popular' ha negado que el Govern esté lanzando un mensaje "catastrofista" respecto a la situación económica de la comunidad, tal y como le ha reprochado el sector financiero -según una información publicada este viernes por Diario de Mallorca- y ha remarcado que el Ejecutivo se está limitando a ser "absolutamente realista".

Así, ha insistido en que el Govern está informando de los pasos que está llevando a cabo en este ámbito y que pasan por la elaboración del plan de saneamiento de las cuentas de la comunidad con el que se ha presentado a las entidades bancarias para solicitar la concesión de crédito y poder hacer frente así al pago de las deudas pendientes con sus proveedores. Bosch ha asegurado que la comunidad saldrá adelante y será capaz de crear puestos de trabajo.

Incremento del paro

En otro orden de cosas, Bosch se ha referido a los datos del paro de agosto hechos públicos este viernes, y ha considerado "positivo" el que en relación al mismo mes del año anterior, la cifra de parados haya caído en agosto un 2,25 por ciento, lo que se traduce en 1.642 desempleados menos.

Asimismo, aunque el paro ha roto la tendencia bajista de los últimos ocho meses y ha aumentado en Baleares en agosto un 0,54 por ciento en relación a julio, ha recordado que en esta comunidad "históricamente" el desempleo siempre aumenta en agosto. En este sentido, ha indicado que esta variación intermensual al alza ha sido "la menor desde el año 2000".

El portavoz ha sostenido que la comunidad está "tocando fondo" y que, si se hacen "los deberes" que se tienen que hacer, irá "poco a poco remontando".

En cualquier caso, ha considerado que la comunidad tiene por delante un "invierno complicado", aunque se ha mostrado confiado en que a lo largo de los próximos cuatro años irá "mejorando las cifras".