El presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla y León, Jesús Terciado, ha mostrado hoy su "decepción" con el resultado de la reordenación del sector financiero en la Comunidad, tras constatar que el proceso se ha traducido en un "absoluto cierre del crédito" para el empresariado.

Pese a reconocer la necesidad de acometer dicho proceso integrador en el que, entre otras, se encuentra aún sumida Caja España-Caja Duero con Unicaja y, posiblemente, con alguna otra entidad, el máximo responsable de la patronal castellanoleonesa ha lamentado públicamente los efectos o consecuencias del mismo, "pues si hace año y medio, antes de empezar, el crédito estaba prácticamente cerrado, ahora el cierre es absoluto".

Y es que para Terciado, tal y como ha censurado en declaraciones recogidas por Europa Press, la reordenación del sector lleva a que la nueva configuración de estas entidades haya privado a los empresarios de interlocutores cercanos, ya que "ante era fácil llegar a la cúpula de las cajas en cada provincia pero ahora te dicen que ellos ya no mandan y que las decisiones se toman en otros foros muy alejados de nuestras empresas".

Ante ello, el representante de Cecale ha exigido la habilitación de las correspondientes estructuras directivas en la nuevas entidades a fin de que puedan atender las demandas de crédito del sector empresarial.

Por otro lado, Terciado ha aprovechado para criticar también el procedimiento del Real Decreto adoptada para la reforma de la Ley de, "pues no es la fórmula para gobernar y choca cuando se trata de realizar una planificación financiera a largo plazo", si bien se ha desmarcado por completo de las acusaciones de "pucherazo" realizadas por el secretario de CC.OO. en Castilla y León, Ángel Hernández, y las ha enmarcado en los "típicos excesos" del sindicalista.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.