Un total de 331.243 niños menores de un año se han beneficiado del acceso gratuito a los medicamentos y productos sanitarios prescritos por su médico desde que se iniciase esta prestación, en agosto de 2008, hasta el pasado 30 de junio de 2011, según ha informado este vienes en un comunicado la Consejería de Salud.

Esta medida, puesta en marcha por el Gobierno andaluz, refuerza la protección de la salud en la primera infancia y ayuda a las familias a afrontar los gastos económicos derivados de la llegada de un nuevo hijo. Además, se incluye entre las iniciativas impulsadas por el Gobierno andaluz dentro del Plan de Apoyo a las Familias Andaluzas.

Por provincias, se han beneficiado un total de 32.745 menores de un año de la provincia de Almería; 50.806 gaditanos; 33.132 cordobeses; 32.546 granadinos; 20.909 onubenses; 28.289 jiennenses; 55.832 malagueños; y 77.212 sevillanos.

En total, se han prescrito un total de 2.684.075 recetas de medicamentos, lo que ha supuesto una inversión para la Consejería de Salud de más de 12,5 millones de euros.

Hasta la aprobación de esta medida, se tenía que abonar un porcentaje del precio de venta de los fármacos indicados a niños menores de un año, al igual que el resto de la población no exenta de aportación económica en el pago de medicamentos.

A partir de la puesta en marcha de esta prestación, este porcentaje —que oscila entre el 10 y el 40 por ciento del precio según el tipo de medicamento— es asumido por la Junta íntegramente.

Medicamentos más consumidos

Los grupos de medicamentos más consumidos son los analgésicos y antipiréticos, antibióticos y los fármacos para el padecimiento obstructivo de las vías respiratorias, los antihistamínicos, corticosteroides y vacunas antibacterianas.

Los menores son identificados, cuando acuden a la consulta de su médico, con la tarjeta sanitaria individual, el justificante de haberla solicitado o el documento de reconocimiento temporal del derecho a la asistencia sanitaria, de forma que pueda comprobarse que tiene derecho a esta nueva prestación.

Por su parte, la extensión de la receta electrónica facilita el proceso de dispensación de medicamentos, puesto que las oficinas de farmacia pueden conocer, de forma simultánea a la emisión de la receta, que la compra de los fármacos prescritos al menor es con cargo a la Junta de Andalucía. La prescripción puede además realizarse en papel a través de los modelos oficiales de receta específicos para los colectivos exentos de aportación económica.

Los ciudadanos pueden obtener información sobre los detalles de esta prestación a través del servicio telefónico Salud Responde (902 505 060), la página web de Salud 'www.juntadeandalucia.es/salud' y el servicio de información sanitaria Informarse.es Salud. Además, los tutores de los niños pueden consultar sus dudas a los profesionales sanitarios que atiendan al menor.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.