La Guardia Civil de Murcia, en colaboración con personal de la Dirección General de Ganadería y Pesca de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, inmovilizaron el día 30 del pasado mes de agosto, en una granja porcina de Totana (Murcia), 107 cerdos que se hallaban en estado de abandono, en la denominada 'Operación Marrano'.

En las instalaciones, que carecían de licencia municipal de apertura, fueron hallados, además, 14 cerdos muertos en diferente estado de descomposición, según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno.

La mayoría de los animales no disponían de acceso a alimento alguno Los animales vivos han quedado inmovilizados a disposición de la autoridad competente.

Las actuaciones practicadas serán remitidas a la Consejería de Agricultura y Agua de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, por ser constitutivas de varias infracciones en materia de sanidad y bienestar animal.

Consulta aquí más noticias de Murcia.