El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha afirmado este lunes que no tiene "el menor interés en hacerse una foto" con el presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, "ni tiene necesidad de actos protocolarios", pero sí ve "imprescindible" que éste conozca las deudas del Estado con Cantabria y los compromisos "incumplidos" y "encauce personalmente" el problema.

"Yo soy una persona muy práctica, muy pragmática. No tengo necesidad de fotos, no tengo necesidad de encuentros protocolarios. Necesito soluciones a los problemas y estoy dispuesto a trabajar tanto cuanto sea necesario para buscar encuentros en esos caminos, en esos ámbitos", ha señalado Diego, tras participar en Torrelavega el acto de apertura de la XXIII Asamblea de la Federación de Municipios de Cantabria (FMC).

A preguntas de los periodistas, Diego ha anunciado que reiterará la necesidad "absoluta" e "ineludible" de tratar estos asuntos con Rodríguez Zapatero, si bien se ha mostrado dispuesto a que ni siquiera se produzca una reunión física entre ellos o que ésta se lleve a cabo de forma "tan discreta" como el presidente del Gobierno quiera.

Diego ha anunciado que "reiterará" a Rodríguez Zapatero esta necesidad, que, a su juicio, "no puede ser eludida como lo ha hecho, de una manera bastante poco cortés y con dos párrafos de una carta".

A su juicio, debe de ser el propio Rodríguez Zapatero el que debe de "encauzar personalmente" esta cuestión, dar "órdenes de presidente" a los ministros competentes para solucionarla y convocarles a un encuentro con el presidente de Cantabria.

En este sentido, ha asegurado que la colaboración institucional es "imprescindible", sobre todo en los momentos actuales, en los que -ha dicho- es "más necesaria que nunca" por lo que una reunión entre ambos mandatarios sería un "gesto" de que existe tal colaboración.

Según ha explicado, el presidente regional quiere dejar claro a Rodríguez Zapatero que cuando le reciba, no le estará recibiendo a él, sino a Cantabria.

"nada tiene que ver con una cuestión electoral"

Cuestionado por los periodistas acerca de si esta reunión se podría producir antes del inicio de la campaña electoral, Diego ha asegurado que "es necesario que sea posible" porque "nada tiene que ver con una cuestión electoral" sino de "funcionamiento de ambas administraciones".

"Tiene que darse. No es posible que se eluda porque quedan meses y se supone que todavía hay presidente del Gobierno en Madrid", ha apostillado Diego, quien ha señalado que si Rodríguez Zapatero "quería quitarse de en medio" ya "podría haber anticipado más las elecciones".

"Ahora lo que es oportuno es que asuma esa responsabilidad", ha añadido el presidente cántabro, quien ha recordado que aún faltan meses para que Rodríguez Zapatero deje de ser presidente del Gobierno de España.

Nueva carta a zapatero

Después de que Diego realizara estas declaraciones, el Gobierno regional ha remitido a los medios de comunicación la carta, con fecha de hoy, que el presidente ha remitido a Zapatero, en la que, como ya informó el pasado sábado el propio Ejecutivo cántabro, le insta a que "reconsidere" el aplazamiento de la reunión que ha solicitado en lo que se refiere a los "incumplimientos institucionales" y ambos puedan examinar "lo antes posible" el documento "de solución" que va a proponer Cantabria.

Diego subraya que Cantabria "no quiere hablar sólo de futuras inversiones, sino que necesita urgentemente hablar de las serias consecuencias" de "tres incumplimientos institucionales" del gobierno central que afectan a "nuestra estabilidad presupuestaria y que no sería justo relegar en este momento", referidos a la financiación del Hospital Valdecilla, la Autovía del Agua y el Fondo de Cooperación.

Señala que "desde la lealtad institucional", el Gobierno de Cantabria ha elaborado un plan que permitiría "volver a la normalidad", poniendo en correlación la deuda derivada de estos "incumplimientos", 600 millones de euros, con la que la Comunidad debe satisfacer al Estado por otros conceptos, cuantificada en 500 millones, "lo que suman el equivalente aproximado al 50% del presupuesto total" regional, subraya.

Indica que por ello "en breve" le remitirá a Zapatero un documento de solución "razonable y rápida", confiando en que vaya avalado por todas las fuerzas políticas y agentes económicos y sociales de Cantabria, como expresión, ha dicho, de que "resolver esta cuestión pendiente constituye la necesidad sentida de toda una comunidad".

Diego se despide confiando en haber sido capaz de transmitir la "máxima inquietud" de Cantabria ante esta situación, y "urgencia" de que las administraciones acuerden soluciones "ágiles". Y concluye señalando que las cifras aportadas son "muestra" de que "no se trata de ninguna sobreactuación" por su parte.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.