El Govern ha aprobado el Decreto Ley de Apoyo a los Emprendedores y a las Pequeñas y Medianas Empresas, que "deja de lado la cultura de las subvenciones públicas y reduce el intervencionismo público para dar más espacio a la iniciativa privada", de cara a fomentar la "competitividad y productividad".

Así lo ha explicado tras la reunión del Consell de Govern el vicepresidente económico del Ejecutivo balear, Pep Ignasi Aguiló, quien ha precisado que las subvenciones "se van a reducir y no eliminar al cien por cien", ya que, a su juicio, para algunas empresas es "más fácil acudir a las puertas de los políticos" a pedir dinero, en lugar de buscar clientes y compradores.

Por otro lado, ha detallado que el Decreto, que se tramitará en el Parlament como Proyecto de Ley, contempla la creación de una sociedad de capital semilla (proyectos empresariales sin financiación) y una sociedad de capital riesgo con aportación pública, privada o público privada.

Asimismo, se creará un marco normativo y fiscal diseñado específicamente para el emprendedor que ayude a optimizar la estructura de costes, incluyendo los de puesta en marcha y consolidación empresarial y estableciendo medidas de apoyo para pliar la coyuntura económica de declive.

El Decreto Ley, que podrá ser modificado durante su tramitación como Proyecto de Ley en la Cámara autonómica, también establece facilitar el acceso al crédito tradicional dotando los fondos de provisiones técnicas de las sociedades de garantía recíproca (SGR), al tiempo que contempla la dotación de fondos a las SGR para la creación de nuevas líneas de aval, con el fin de financiar la liquidez y la inversión a los emprendedores y a las Pymes, en especial, a las que estén en condiciones de reestructuración empresarial.

Asimismo, mediante esta normativa, se establecerá un sistema normativo, fiscal y económico, que favorezca la inversión privada y el flujo de crédito desde los ángeles inversores en las fases de semilla, consolidación e internacionalización.

Otro de los aspectos importantes de la nueva normativa, según ha recalcado, es la "simplificación administrativa" potenciando la ventanilla única, con el objetivo de evitar la situación actual en la que montar una empresa "requiere acudir a muchos estamentos públicos", lo que, en ocasiones, llega a retrasar la constitución de la misma hasta "cuatro o cinco años".

Por su parte, el portavoz del Govern, Rafael Bosch, ha remarcado que esta futura Ley va a "contribuir decisivamente a la dinamización de todo el tejido empresarial" y, en esta línea, Aguiló ha asegurado que será un instrumento para la "reactivación económica a través de las Pymes y las micro empresas siguiendo así la tónica general de la Unión Europea".

"cambio de ritmo"

Mientras, Aguiló ha resaltado que la futura Ley marca un "cambio de ritmo y una hoja de ruta", teniendo en cuenta que se disminuyen las subvenciones, así como el intervencionismo en la actividad privada, ya que, de esta forma, a su juicio, se podrá generar una mayor competencia y productividad.

"Se trata de una Ley en la que no hay concreción económica, porque no quiere poner el énfasis en las subvenciones, de forma que el tema principal es dar apoyo a los empresas y conseguir que haya un respaldo administrativo, pero no a través de subvenciones, sino de financiación", ha explicado el vicepresidente económico.

Respecto a la disminución del intervencionismo, ha detallado que de lo que se trata es de llevar a cabo "prácticas liberalizadoras", con el fin de que sea "más fácil montar empresas y que, por tanto, haya menos restricciones para ello", al tiempo que tampoco existan sectores económicos que cuentan con protección por parte del Estado. Así, ha abogado por que sea la competencia la que conduzca a la "innovación, a la mejora de los productos y a la competitividad".

Tras la financiación, Aguiló ha destacado que el segundo gran capítulo de la futura Ley es la simplificación administrativa, que será "uno de los ejes de la acción del Govern en los próximos años" para "ir simplificando las trabas burocráticas al máximo y crear el ambiente adecuado, de cara a que la tasa de natalidad empresarial aumente".

Para ello, se simplificarán aspectos relativos a la solicitud de licencias y permisos; se potenciará la utilización de la administración electrónica y el Govern creará un grupo de trabajo específico en materia de creación y consolidación de empresas, al tiempo que desarrollará la implantación de la ventanilla única de la directiva de servicios en los ámbitos autonómico y local, como "herramienta importante" para la creación de empresas.

Un tercer eje de la normativa hace referencia a las infraestructuras, de modo que, según ha señalado Aguiló, se reorganizarán los distintos servicios del Govern que atienden a las empresas, teniendo en cuenta que hay muchos organismos públicos que hacen "trabajos similares y se solapan".

Créditos universitarios

Finalmente, el cuarto capítulo incide en el tema educativo, ya que la futura Ley pretende sensibilizar y promover la creación y consolidación empresarial desde la escuela hasta la Universidad, de forma que el Govern promoverá la inclusión de módulos prácticos y teóricos con asignación de créditos universitarios dirigidos a fomentar la creación de empresas en todos los grados universitarios.

A su vez, el Ejecutivo promoverá políticas públicas dirigidas al colectivo universitario, a fin de dotarlo de asistencia técnica y asesoramiento financiero, en especial, en actividades innovadoras, al tiempo que impulsará las políticas de responsabilidad social empresarial en el desarrollo de los proyectos empresariales.

Por último, Aguiló ha insistido en que se trata de una Ley abierta, por lo que cabe introducir modificaciones en las próximas semanas, para lo cual se va a publicar en las distintas redes sociales.

No obstante, ha revelado que los sectores económicos ya han introducido alguna reforma respecto al borrador que el Govern les presentó la semana pasada, si bien se trata de "matices pequeños, que en muchos casos tienen que ver con el uso de determinadas palabras, mientras que la modificación más importante estará relacionada con poner más énfasis en la productividad".