Dos jóvenes de dieciocho años han muerto en Perales del Río (Getafe) y otro está en estado grave tras una fiesta 'rave' celebrada en la zona este fin de semana, según fuentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil en Madrid.

Los cuerpos aparecieron en las cercanías de un río, separados por varios metros y varias horas de diferencia. Además, en los cuerpos no se encontraron señales de violencia.

La principal hipótesis de la Policía es que los dos jóvenes murieron por sobredosis, ya que según los primeros análisis practicados habían ingerido alcohol y estramonio -una planta tóxica utilizada antiguamente por chamanes-, entre otras sustancias.

La hipótesis de la muerte es una sobredosis de droga

Pasadas las 18:00 horas una pareja alertaba al Summa de que habían hallado el cuerpo de un joven en estado inconsciente, cuando paseaban por una zona campestre de Perales del Río.

Al llegar, los sanitarios comprobaron que el joven estaba muerto desde hacía varias horas, a juzgar por la lividez que presentaba, según fuentes de Emergencias Comunidad de Madrid.

Más tarde, cerca de las 23:00 horas y siguiendo el curso del río, fueron encontrados por la Guardia Civil y la Policía Local de Getafe el cadáver de un joven y otro en estado grave, que ha sido ingresado en el hospital de esa localidad.

Las 'rave', cada vez más extendidas

Las declaraciones de algunos amigos interrogados por los agentes han permitido saber que los jóvenes habían participado en una fiesta 'rave' en una zona conocida como "El monasterio la Aldehuela", una práctica habitual entre los jóvenes, según los vecinos de la localidad, quienes han relatado que estas "macrofiestas" suelen celebrase cada dos o tres fines de semana "de manera organizada", y que además del riesgo para los asistentes han supuesto el destrozo del caserón.

Tras conocer el suceso, el Ayuntamiento de Getafe ha afirmado que estas fiestas "ilegales" vienen "de lejos" y ha anunciado que tomará "medidas", aunque todavía no ha especificado cuáles, para evitar que vuelvan a organizarse celebraciones en las que los jóvenes suelen mezclar drogas y alcohol con música house, techno y trance.

El presidente de la Asociación de Vecinos de Perales del Río, Nicanor Briceño, ha recordado que, hace tres años, dos jóvenes del barrio murieron al sufrir un accidente de tráfico cuando abandonaban una de esas fiestas, y aún así los encuentros han continuado celebrándose.

Consulta aquí más noticias de Madrid.