El apetitoso mercado de la vivienda ha hecho aflorar en Valencia, en un corto espacio de tiempo, infinidad de nuevas inmobiliarias y de empresas dedicadas a conceder préstamos.

De hecho, en sólo un año, el número de este tipo de establecimientos ha crecido un 32,8% en la ciudad, de los 2.413 existentes en 2004 a los 3.205 del pasado año (tocamos a uno por cada 250 habitantes de la capital). Con respecto a 2003, el incremento se dispara hasta el 52,7%. Ese año se registraron 2.099 establecimientos, según los últimos datos oficiales.

El presidente del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Valencia, José Ramón Pons, tiene claras las razones de este boom: «El calentamiento del mercado y la liberalización de la intermediación».

Basta con tener un móvil

Según Pons, en la actualidad, «cualquiera con un móvil y una lista de teléfonos se puede montar una inmobiliaria», mientras que hace unos años se exigía una titulación.

De hecho, aseguró que las cifras de personas que se dedican a la intermediación en la venta de inmuebles serán mucho mayores que las oficiales. «Hay muchos más sin controlar», apostilló.

El precio de los pisos usados en Valencia (la mayoría se venden a través de inmobiliarias) subieron un 32% en 2005, hasta 1.782 euros/m2.

Dinos

... cómo te fue con la inmobiliaria

Cuéntanoslo en...

E-mail: nosevendevalencia@20minutos.es

Correo: Xàtiva, 15, 8.ª A. 46002 Valencia.

O en www.20minutos.es

Cobran hasta el 10% de comisión

«Estamos en conversaciones con la Generalitat para mejorar la regulación del sector y que se exijan condiciones mínimas a los agentes inmobiliarios que, en ocasiones, llegan a cobrar comisiones del 10%» (lo habitual es entre el 3 y el 5%). José Ramón Pons apuesta por el control del sector, ya que «de las 300 reclamaciones que nos llegaron en 2005, 296 no eran de agentes colegiados, a los que exigimos titulación y seguro».