¿Es rentable el actual sistema aeroportuario en España?

  • Vueling y Ryanair han reducido sus operaciones en algunos aeropuertos españoles alegando problemas de rentabilidad.
  • El responsable de ventas de Ryanair en España afirma que la red de aeropuertos es "cara, burocrática e inflexible".
  • Hay otros aeropuertos en el punto de mira como Sabadell o Girona.
Aeropuerto de Ciudad Real. Abrió en 2008, cerró el año pasado y está a punto de firmar su liquidación total después de una inversión de 1.100 millones de euros.
Aeropuerto de Ciudad Real. Abrió en 2008, cerró el año pasado y está a punto de firmar su liquidación total después de una inversión de 1.100 millones de euros.
ARCHIVO

Sólo 11 de los 49 aeropuertos públicos españoles presentan beneficios, según la cuenta de resultados de 2010, incluyendo los helipuertos de Algeciras y Ceuta. Esto significa que más del 77% de los aeropuertos españoles publicaron pérdidas en el ejercicio pasado.

Respecto al tráfico de pasajeros las cifras siguen sin mejoras. Pese a que el volumen total de viajeros ha crecido ligeramente, hay aeropuertos que han reducido el número de pasajeros de forma muy significativa. El aeropuerto de Córdoba perdió casi la mitad de sus viajeros en 2010 (un 49,3% respecto al año anterior) , Salamanca y Badajoz más de un 18%, Murcia-San Javier y Jerez de la Frontera rondan el 17% en pérdidas de viajeros.

Estos datos, unidos al contexto mundial de crisis económica, han hecho que las empresas de aerolíneas se replanteen su estrategia comercial y hayan establecido niveles de rentabilidad más exigentes. Por ello, compañías de bajo coste como Vueling y Ryanair han decidido retirar sus aviones de algunos aeropuertos españoles por una rentabilidad insuficiente.

¿Son rentables los aeropuertos españoles?

La red de aeropuertos españoles es "cara, demasiado burocrática y  muy poco flexible", según afirma Luis Fernández-Mellado, el responsable de marketing y ventas de Ryanair en España. El hecho de que AENA tenga monopolizado el negocio de los aeropuertos "deja muy poco espacio de maniobra a las empresas" y "el coste de operación es demasiado alto" explica el experto. Por lo tanto, los aeropuertos resultan menos rentables para las aerolíneas especializadas en el bajo coste como Ryanair o Vueling.

Fernández-Mellado explica que países como Italia o Grecia tienen una red de aeropuertos más flexible y más barata. Ambos son países muy turísticos al igual que España, pero los "altos costes" que exige AENA a las empresas para operar, hacen que otros países europeos sean "más atractivos" a la hora de establecer negocios con ellos.

"Nuestra compañía ha crecido mucho en España, pero somos una empresa especializada en el bajo coste y si tenemos que elegir, iremos a aquellos países que nos ofrezcan mejores posibilidades de negocio", sentencia el responsable de Ryanair. Aunque no aclara si estudian reducir sus operaciones en otros aeropuertos españoles como ya hicieran con Girona y Reus,  lo que si quieren dejar claro es que "en términos generales, España es un país caro".

El aeropuerto de Ciudad Real: ¿negocio especulativo?

Vueling ha anunciado ya que dejará de operar en el Aeropuerto Central de Ciudad Real a partir del 29 de octubre de 2011 por problemas de rentabilidad. Es la última aerolínea que desarrolla su actividad en esta infraestructura privada que apenas tiene poco más de dos años de vida. Las dos compañías con las que el aeropuerto comenzó a operar los primeros meses, Air Nostrum y Air Berlin, abandonaron el aeropuerto meses antes.

CR aeropuertos, la empresa que lo gestiona, fue presentada a concurso de acreedores el año pasado, aunque la sentencia está recurrida. El aeropuerto nació con un presupuesto de 210 millones de euros para su construcción. Sus dimensiones son apoteósicas: cuenta con una de las pistas más grandes de Europa, de 4 kilómetros de recorrido. Sin embargo, su actividad no corresponde a su capacidad. Si en 2009 el aeropuerto transportó un total de 53.557 pasajeros, en el periodo que llevamos de 2011 no ha superado las 11.844 viajeros.

Aunque es un aeropuerto de gestión privada, Caja Castilla-La Mancha, que fue intervenida en 2009 por el Banco de España, fue una de las principales fuentes de financiación de esta obra. Además, el aeropuerto consiguió las licencias de AENA, de la agencia estatal de seguridad aérea, del Ministerio de Medio Ambiente y de la legislación europea y fue declarado por el Ministerio de Fomento como “Interés general del Estado”, lo que le acreditaba para dar un servicio público. Tras quedar desierto de compañías aéreas y por tanto, sin previsible servicio, se barajan varias soluciones a este problema: subvencionar la llegada de nuevas compañías aéreas, cerrarlo, venderlo o expropiarlo.

Castellón: el aeropuerto sin aviones

Otro caso similar es el aeropuerto de Castellón, inaugurado en marzo de 2011 por el presidente de la diputación, Carlos Fabra, respaldado por el entonces dirigente de la Generalitat, Francisco Camps, dos meses antes de las elecciones municipales y autonómicas. A día de hoy, nueve meses después, todavía no pueden operar aviones en sus pistas.

Juan García Salas, el director de la empresa gestora Aeracas, entregó la documentación solicitando oficialmente la licencia el pasado 1 de julio a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). Fabra ya ha anunciado su intención de que el aeropuerto esté operativo antes del próximo mayo: "se está trabajando para que la apertura sea una realidad lo antes posible".

Aunque no tenga aviones, ni pasajeros, lo que sí tiene este aeropuerto son contratos adjudicados desde el mes de su inauguración. Las instalaciones cuentan con servicios de eléctricos (325.570 € ), de sistemas de seguridad (614.782,74 €), para la cesión de uso de monopostes publicitarios (29.462,03 € ) e incluso, un contrato cerrado para construir unaestatua de bronce inspirada en Fabra del artista Juan Ripollés, con un presupuesto de 300.000 € sin incluir los impuestos.

Badajoz: empleados sin clientes

Los 35  empleados del aeropuerto de Badajoz siguen acudiendo puntualmente a sus puestos de trabajo en un aeródromo vacío de pasajeros y aviones. La compañía de bajo coste Air Nostrum y la Junta de Extremadura han decidido no renovar el convenio que mantenían durante los últimos dos años por falta de acuerdo. La caída del consumo y el encarecimiento de los combustibles impiden a la empresa seguir ofreciendo el servicio bajo las condiciones pactadas con la administración.

El Ejecutivo regional ha declarado que su intención es mantener este servicio, al que destinará dos millones de euros en sus presupuestos de 2012. Por el momento, la Junta sigue buscando una aerolínea que pueda operar en esta región, que ha perdido sus conexiones semanales con Madrid y Barcelona, además de los destinos que se habilitaban para el verano.

Reus: el poder de las aerolíneas

Ryanair también ha decidido sacar sus aviones del aeropuerto de Reus en el próximo otoño. La entrada de esta compañía en 2008 permitió aumentar considerablemente el número de viajeros del aeropuerto, ascendiendo a algo más de 400.000 viajeros en un año, aunque en 2010 volvió a bajar la cifra. AENA decidió ampliar sus instalaciones con un nuevo edificio para la facturación y ha reformado el edificio de salidas para adecuarlo a la forma de embarque.

El pasado 13 de julio, el municipio de Reus reclamó poder gestionar su aeropuerto a través de un manifiesto en la jornada titulada "Aeropuerto de Reus, gestión desde el territorio" que convocó la Delegación del Gobierno de la Generalidad de Cataluña en Tarragona. Reclaman que el Ayuntamiento pueda asumir las competencias que ahora tiene la empresa gestora AENA sobre la instalación y así poder hacer una gestión más eficaz.

Las explicaciones de AENA

Estos tres aeropuertos son ejemplos significativos de la situación en la que se encuentra la red aeroportuaria española. La nueva estrategia empresarial de las aerolíneas parece haber puesto otros aeropuertos en el punto de mira, sobre todo, aquellos que son más pequeños y presentan menos volumen de negocio. Instalaciones como las de Girona o Sabadell han registrado un descenso de actividad en los últimos meses, eclipsados por el aeropuerto del Prat, lo que les coloca en una situación delicada.

Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), la empresa gestora de la red de aeropuertos públicos, insiste en que estas pérdidas no suponen un gasto extra ni para el Estado ni para los contribuyentes ya que,“se financia mediante sus propios ingresos que proceden principalmente de las tasas que cobra por el uso de sus instalaciones”, según ha explicado la empresa.

Aunque muchos aeropuertos presenten pérdidas en sus cuenta de resultados, la compañía aeroportuaria decide mantenerlos operativos para garantizar el servicio público y por “razones sobre todo de conectividad de las distintas regiones de la geografía española”, según ha ratificado la propia compañía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento