La Cámara Baja de EE UU rechaza ahora el plan demócrata sobre el techo de gasto

El presidente de EE UU, Barack Obama.
El presidente de EE UU, Barack Obama.
REUTERS

La Cámara de Representantes de EE UU rechazó este sábado la propuesta demócrata para aumentar el techo de la deuda estadounidense, un día después de que el Senado hiciera lo propio con el plan republicano.

El pleno de la Cámara Baja, de mayoría republicana, rechazó por 246 contra 173 votos el plan del líder de la mayoría en el Senado, el demócrata Harry Reid, en un nuevo desacuerdo en las negociaciones a contrarreloj para evitar que el país entre en suspensión de pagos el próximo martes.

La división del Congreso de EE UU ha desembocado en un peligroso bloqueo político en Washington que amenaza con provocar la suspensión de pagos del país, la primera en su historia reciente, y podría ocasionar "catastróficas" consecuencias económicas.

Reunión con Obama

Nada más conocer el resultado de la votación, Reid y la líder de la minoría demócrata en la Cámara, Nancy Pelosi, se han dirigido a la Casa Blanca para mantener una reunión inminente con el presidente Barack Obama sobre la evolución de los últimos acontecimientos.

Los republicanos ya habían advertido de que harían uso de su mayoría en la Cámara para anular la propuesta. En Twitter, el actual presidente de la Cámara, el republicano John Boehner, había calificado la propuesta de "muerta al llegar".

De igual modo, los 43 senadores republicanos en la cámara alta del Congreso habían anunciado que rechazarían la propuesta de ley demócrata si ésta hubiera resultado aprobada esta tarde por la Cámara de Representantes.

El techo de deuda

Barack Obama había hecho un esfuerzo importante en las negociaciones con los legisladores, pero los demócratas lamentan que los republicanos "se hayan visto dominados por los extremistas" del Tea Party, en palabras de la congresista por Florida Debbie Wasserman-Schultz.

"Este proceso se ha convertido en una broma. Es una desgracia. Es un insulto al pueblo estadounidense", dijo el demócrata por Masachusets Jim McGovern.

Reid había modificado su plan para añadirle elementos impulsados por el líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, e incluye ahora una elevación de la deuda en dos fases, y reduciría el déficit en 2,4 billones de dólares en la próxima década. No obstante, carece de un mecanismo que establezca cómo actuar si el Congreso no consigue reducir el déficit, lo que se ha convertido en el principal argumento de muchos republicanos para rechazar el plan.

Esperando un pacto

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, dijo que confía en un acuerdo con la Casa Blanca tras rechaza la última propuesta demócrata para subir el límite de deuda.

"Ahora hay un nivel de seriedad, con la gente correcta en la mesa", dijo el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, en una conferencia de prensa donde se le unió el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner. "Estoy convencido de que seremos capaces de alcanzar algún tipo de acuerdo con la Casa Blanca y terminar con este punto muerto", añadió Boehner.

La legislación estadounidense no permite al Estado superar la deuda de 14 billones de dólares, cifra que se alcanzará el próximo martes 2 de agosto. El reloj sigue corriendo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento