China se lanza en defensa de sus "huevos milenarios"

  • Una web los eligió como la comida más asquerosa del mundo.
  • La página se encontró con 700.000 comentarios defendiendo estos huevos y hasta emails que contenían amenazas de muerte contra el autor de la lista.
  • Han iniciado una encuesta para encontar "la comida occidental más asquerosa".
Huevos milenarios
Huevos milenarios
FotoosVanRobin / Flickr

El nombramiento extraoficial de los "huevos milenarios", típicos de la gastronomía china, como la comida más asquerosa del mundo, ha causado ira en el país asiático, obligando a los autores del "estudio" a pedir disculpas y motivando propuestas de que este peculiar plato sea Patrimonio Mundial de la Unesco.

Estos huevos duros de yema verdosa y clara semitransparente y marrón, que se elaboran colocándolos durante meses bajo arcilla, cal y sal, se han convertido en involuntarios protagonistas de una fuerte controversia iniciada cuando CNNGo, web de la cadena estadounidense centrada en Asia, los consideró un plato deleznable.

"Sabe como si el demonio los hubiera cocinado", o "como algo que era un huevo pero eligió ir por el mal camino", señalaba el artículo de la web sobre estos alimentos, que también se conocen como "huevos centenarios", "huevos en conserva", o, para los chinos, "pidan", que traducido literalmente significaría "huevos de cuero".

La lista de CNNGo colocaba este alimento, que en China normalmente se toma frío y como aperitivo, por encima de platos asiáticos tales como la carne de perro surcoreana, las tarántulas fritas de Camboya o las chicharras que cocinan los tailandeses.

El artículo estaba escrito en clave de humor, pero no ha hecho ninguna gracia a los chinos que, especialmente a través de Internet, han lanzado una inusitada campaña en defensa de esta comida, con más de 700.000 comentarios criticando la lista y a sus autores.

"Es un desprecio a nuestra cultura, tenemos que responder para defender el honor de nuestra nación", señalaba en el foro chino de Yahoo un internauta que firmó como "Nhuhga", mientras empresas fabricantes de este producto anunciaban que solicitarían a la Unesco que estos huevos fueran Patrimonio Mundial Intangible.

"Cuando estemos comiendo con un extranjero, los tenemos que pedir siempre", proponía otro internauta, mientras la oleada de quejas obligaba a CNNGo a escribir nuevamente haciendo aclaraciones y pidiendo disculpas.

El artículo "no tenía la intención de ofender a quien le gusten los 'huevos centenarios', o a quien le disgusten, o a sus fabricantes, o a quienes trabajen en producirlos o servirlos, y mucho menos a la cultura china", destacó en el artículo el editor jefe de CNNGo, Andrew Demaria.

"El contenido no es la opinión de CNNGo o de CNN", puntualizó Demaria, añadiendo que "es una pena que se haya malinterpretado como un insulto a la cultura china, algo que desde luego -subrayó- no era nuestro objetivo".

"A mí, personalmente, me encantan los 'huevos centenarios', especialmente acompañados de jengibre en mi restaurante de Hong Kong favorito", señalaba en tono conciliador el editor jefe, tachando de "muy desafortunado" el hecho de que el reportero que escribió de ellos recibiera una ola de correos con insultos y hasta amenazas de muerte "solo por opinar sobre un huevo".

Además, en "venganza", los internautas chinos han lanzado en la red social Weibo (similar a Twitter) una encuesta para elegir la "comida occidental más asquerosa", en la que delicias como los caracoles franceses, o los quesos más curados y olorosos, son algunos de los que lideran el sondeo.

Un pato cocinero

Los "pidan" nacieron, dice la leyenda, hace unos 600 años, cuando un chino descubrió por casualidad que unos huevos que un pato había dejado enterrados en el barro por casualidad habían cambiado de color y sabor, aunque seguían siendo sabrosos para el paladar, al menos para el asiático.

Frecuentes en bodas y cumpleaños como plato de apertura de un gran banquete, suelen ser huevos de gallina, pata o codorniz, que debido al contacto con la cal y otros componentes donde se entierran, adquieren un olor sulfuroso.

La "leyenda negra" dice que estos huevos, por su ácido olor, se obtienen al ser conservados en orina humana o de animales, y si bien esto no es más que un prejuicio contra este alimento, en los últimos meses circularon en el Internet chino noticias de que en un pueblo remoto del país realmente los preparaban así.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento