Anthony Kiedis - Westpalm Beach, 2003
Anthony Kiedis, el vocalista de los Red Hot Chili Peppers, retratatado por Anton Corbijn. Es una de las obras de la exposición 'Indwards and Onwards' © Anton Corbijn

El  nuevo proyecto fotográfico de Anton Corbijn (1955) se titula Inwards and Onwards (Hacia adentro y hacia afuera). Es un acercamiento al proceso artístico a través de retratos donde quedan patentes "el dolor y el drama" implícitos en la creación.

Las fotos, que se exponen en la galería Foam de Amsterdam (Holanda), son retratos de algunos de los artistas favoritos de Corbijn, entre ellos Gerhard Richter, Alexander McQueen, Richard Prince, Iggy Pop, Anselm Kiefer, Damien Hirst, Tom Waits, Peter Doig, Bruce Springsteen, Lucian Freud y Karel Appel.

Retratos indirectos y muy estudiados

A pesar de que en los últimos años ha estado más ocupado de sus películas -Control (2007) y El americano (2010)-, el artista holandés no ha descuidado la disciplina por la que fue conocido y que lleva más años practicando: la fotografía.

Esta vez regresa a su estilo característico de retratos: acercamientos indirectos, muy estudiados, psicológicos y, en ocasiones, chocantes.

Corbijn está interesado en el "combate de los artistas con el proceso creativo: el dolor y el drama del acto de crear. Sus monumentales retratos en blanco y negro mezclan la austeridad con la estética y llaman la atención por la forma deliberada en que capturan el carácter de los retratados", señalan los organizadores de la muestra.

En su carrera de más de treinta años ha trabajado como realizador de vídeos musicales para, entre otros, Joy Division, Nirvana, Coldplay y Johnny Cash During.

Ha sido también el fotógrafo oficial de U2 y Depeche Mode.