Hospital 12 de Octubre
Edificio del hospital 12 de Octubre de Madrid. Archivo

Alfonso (nombre ficticio) trabajaba en un campo de olivos de Ambite cuando se "accidentó" con una mula mecánica. El hombre, de 60 años, fue trasladado en helicóptero al 12 de Octubre y operado de urgencia para que no perdiera la pierna izquierda.

El paciente llevaba entonces 15 días ingresado en el hospital y "se estaba recuperando bien"

Pero lo que nadie podía sospechar es que ese accidente sin mayor trascendencia iba a costarle la vida. "Mi padre era un hombre sano y fuerte, nunca había estado enfermo", cuenta su hija. Fue un enfermero el que cometió el error fatal y durante una cura confundió la vía de medicación pautada. En lugar de administrarle el analgésico a través del catéter que tenía colocado en la espalda, lo hizo por vía intravenosa.

El paciente llevaba entonces 15 días ingresado en el hospital y "se estaba recuperando bien, ni siquiera temíamos ya por su pierna". Ese mismo día entró en coma y una semana después falleció."El fármaco estaba contraindicado para uso intravenoso por su elevada toxicidad neurológica y cardiológica" confirma la sentencia hecha pública por los servicios jurídicos de la asociación El Defensor del Paciente.

"Homicidio imprudente"

Cuatro años después de los hechos, que ocurrieron en 2007, el enfermero ha sido condenado por "homicidio imprudente" a un año de cárcel y otros tres de inhabilitación para el ejercicio profesional. Además, tendrá que indemnizar a la familia de la víctima con un total de 176.000 euros.

"Lo ha reconocido en el juicio, pero no nos ha pedido perdón", dice su hija, a quien la indemnización "no va a devolverme a mi padre. Es horrible, no se lo deseo a nadie. Un fallo así no se puede tener cuando trabajas con personas", se lamenta mientras espera que no vuelva a ocurrir.

El bebé Rayan, un caso similar

Alfonso tenía 60 años y Rayan  tan solo unos meses. Ambos murieron por el error de un enfermero. La muerte del bebé ocurrió en el hospital Gregorio Marañón en julio de 2009 por un "terrorífico error", según declaró entonces el centro. El error consistió en alimentar al pequeño por una vía que no era la adecuada y la confusión resultó letal.

Consulta aquí más noticias de Madrid.