La Comisión de las Artes del Consell Valencià de Cultura (CVC) ha lamentado este miércoles la falta de público en el Museo de Bellas Artes de Valencia San Pío V, como consecuencia del estado de "paralización" en el que se encuentra la segunda pinacoteca española, según ha informado la entidad en un comunicado.

La institución consultiva ha alertado sobre la "urgencia" de iniciar la quinta fase de ampliación del museo, y ha mostrado su "preocupación" por el "retroceso paulatino, pero latente, de las artes valencianas en estas instalaciones".

El presidente del CVC, Santiago Grisolía, que ha instado a las administraciones, en reiteradas ocasiones, a rehabilitar este espacio ha afirmado que "el museo debe responder a lo que el ciudadano está solicitando". "La recuperación del patrimonio artístico y la dinamización de la actividad y difusión son las principales demandas", ha subrayado.

Asimismo, ha trasladado a la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana su "inquietud" por las "deficiencias" del espacio museístico.

Cruceristas en los museos

Por otra parte, Santiago Grisolía ha sugerido una "mayor coordinación" entre las empresas de cruceros y los museos, con el objetivo de ajustar los horarios y poder promover la cultura valenciana "a mayor escala". De esta forma, ha añadido, "se popularizarían las entradas, especialmente las del San Pío V".

La Comisión de las Artes está presidida por Ramón de Soto y, además de Santiago Grisolía, la componen el secretario del CVC, Jesús Huguet, Vicente Muñoz Puelles, Ricardo Bellveser, Vicente Ferrero, Carmen Morenilla, Luis Prades, Manuel Sanchis Guarner, Enrique García Asensio y Manuel Ángel Conejero. También han asistido a la reunión Vicent Álvarez y Rosa María Rodríguez Magda.

Consulta aquí más noticias de Valencia.