El grupo parlamentario de IULV-CA ha presentado este miércoles una propuesta "abierta" al resto de formaciones políticas referente a la reforma de la Ley Electoral de Andalucía, en la que se recoge un aumento de la representatividad del Parlamento, pasando de los 109 diputados actuales a 135, lo que conlleva un incremento de 26 parlamentarios. Si bien, dicha propuesta no tendría coste económico alguno, sino que los diputados tendrían que rebajarse en un 20 por ciento el salario que perciben en estos momentos, entre otros posibles recortes.

Así lo han explicado en rueda de prensa el coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, y los diputados Ignacio García y José Manuel Mariscal, quienes en un principio tenían previsto registrar en la Cámara andaluza una proposición de Ley referente a este cuestión, pero finalmente han decidido no hacerlo para poder alcanzar un acuerdo "con un mayor nivel de consenso" en el marco de la celebración del Debate sobre el Estado de la Comunidad, que se celebrará los día 29 y 30 de junio.

No obstante, IULV-CA ha reenviado su propuesta al secretario general del PSOE-A y presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, al presidente del PP-A, Javier Arenas, a la secretaria general del PA, Pilar González, así como también a organizaciones sociales y sindicales y a los portavoces del movimiento 15-M, con el objetivo de que realicen aportaciones "que puedan mejorar la iniciativa".

Creación de un grupo de trabajo

Valderas, que ha definido la propuesta como "tremendamente equilibrada y muy pensada y elaborada", ha señalado que el objetivo de la misma es aumentar la representatividad, la pluralidad política y la proporcionalidad de la Cámara. En su opinión, "la consecución de este objetivo es perfectamente compatible con la necesaria austeridad que demanda la actual situación económica y social y que no tiene porqué conllevar un aumento del coste del funcionamiento del Parlamento".

El líder de IULV-CA ha anunciado que una de las resoluciones que su formación presentará en el Debate de Estado de la Comunidad será la creación con "carácter de urgencia" de un grupo de trabajo en el Parlamento para que en un plazo "tremendamente rápido" se elabore una propuesta. Y es que, en su opinión, "cinco meses de trabajo son más que suficientes para elaborar y aprobar una reforma de este tipo". "El debate, que no sólo está en Andalucía, es ahora y se tiene que producir ahora porque hay tiempo", ha apostillado.

Tras indicar que tiene la intención de mantener una ronda de contactos con los principales líderes políticos y con sindicatos y organizaciones sociales para abordar esta materia, Valderas ha considerado que el Gobierno andaluz parece "acomplejado" ante esta reforma, "que debería afrontar con total normalidad". No obstante, ha reconocido que este asunto no debe centrar el Debate sobre el Estado de la Comunidad, cuya prioridad debe ser la situación económica.

Un cupo de restos

En la propuesta de reforma de la Ley Electoral elaborada por IULV-CA se destaca que Andalucía, siendo la comunidad autónoma más poblada, su número de diputados se encuentra por debajo de el de otras regiones con menor población. Asimismo, se considera que con la elevación a 135 escaños se reduce esa diferencia, igualando a Andalucía a la comunidad con mayor número de escaños, aun siendo su población inferior a la andaluza.

Para la formación, el sistema de atribución proporcional de escaños que implica la Ley D'Hont exige correcciones, a fin de reflejar más fielmente la voluntad electoral de los andaluces, de forma que sean efectivamente tomados en consideración todos los votos emitidos, aún los hoy día "despreciados como restos".

Ello implica crear un cupo de restos, que respetando la circunscripción electoral establecida en nuestro orden jurídico y constitucional, agrupa los votos que no obtienen asignación de escaños. Dicho cupo de restos, también denominado "colegio de restos", sería, según ha explicado Ignacio García, como una "novena circunscripción", de donde saldrían los 26 nuevos diputados.

De haberse aplicado este sistema en las elecciones autonómicas celebradas en 2008, el PSOE hubiera obtenido nueve escaños más (de 56 a 65); el PP otros nueve más (de 45 a 56); IULV-CA hubiera aumentado seis (de seis a doce); y el PA hubiera logrado representación parlamentaria con dos diputados. Dichos resultados supondrían que los socialistas no habrían alcanzado la mayoría absoluta.

Elecciones separadas y limitación de mandatos

De igual modo, también se introducen en la propuesta de Proyecto de Ley de reforma de la Ley Electoral de Andalucía dos aspectos "de gran calado político" para IULV-CA como son la limitación de elección de los parlamentarios a tres legislaturas y la imposibilidad de coincidencia de las elecciones autónomas de Andalucía con cualquier otra de ámbito estatal.

"La reforma de las leyes electorales es una de las demandas más urgidas por la ciudadanía y nosotros somos sensibles a ella. Por ello, os invito a abrir este debate en sintonía con las preocupaciones sentidas por la ciudadanía respecto a la regeneración democrática de nuestras instituciones y abordar esta reforma con la profundidad que el tema merece", concluye así Valderas en la carta que ha enviado a los líderes políticos, adjunta a la propuesta.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.