Los vecinos del barrio rural de Apiés, en Huesca, esperan que en esta nueva legislatura se puedan acometer diferentes mejoras, como el acondicionamiento de la carretera de acceso, incluida dentro del Plan de Restitución del embalse de Montearagón.

El presidente de la Asociación de Vecinos de Apiés, Francisco Allué, ha explicado que "tiene que ser un proyecto global" y "no se puede hacer nada hasta que la Confederación Hidrográfica del Ebro no tenga dinero de los Presupuestos Generales del Estado".

Por otra parte, ha indicado que "es necesario arreglar algunas calles y acabar la restauración de la ermita de La Purísima y el camino de acceso a ella".

Allué también se ha referido al barrio de Cuarte, donde los vecinos van a solicitar que se suprima la figura de alcalde pedáneo y sea la asociación de vecinos la que intermedie con el Ayuntamiento de Huesca.

En Apiés utilizan este mecanismo desde 2007 y el balance ha sido positivo, según Francisco Allué, que no considera necesaria la figura de alcalde pedáneo y recomienda este modelo.

En este sentido, ha apuntado que "si lo que se quiere es mantener la idea de pueblo, lo suyo es tener un alcalde, que es el representante del Ayuntamiento, pero no tiene prácticamente ninguna autoridad y la asociación de vecinos como interlocutora es válida como en cualquier barrio de la ciudad".

Apiés cuenta con entre 90 y 95 habitantes. En los últimos años ha recibido una partida presupuestaria anual de 18.000 euros, que esperan que se mantenga y sean los vecinos quienes decidan en qué quieren invertirlo.

Consulta aquí más noticias de Huesca.