Las aves stán siendo criadas a mano por los especialistas de Bioparc. Uno de los pollitos va a cumplir su primer mes de vida y el segundo tiene solo dos semanas. Ambos pertenecen a la especie Alcaraván de El Cabo (Burhinus capensis), que en Bioparc se encuentra en el aviario del 'kopje', junto con otras aves típicas de la sabana africana.

El primero de los polluelos anció el pasado 19 de mayo y el 3 de junio el segundo. Por el momento, ambas aves disfrutan de la comida que reciben y se encuentran en un buen estado de salud. Esta especie es muy similar al Alcaraván común (Burhinus oedicnemus) que se encuentra en la Península Ibérica. La especie africana se distribuye principalmente en el centro y oeste de la región sur del Sáhara. Vive en zonas herbáceas, semidesérticas o rocosas así como cerca de lechos de los ríos y zonas urbanas.

Sus largas patas le sirven para desplazarse por el suelo cubierto de herbáceas o matorrales. Es un ave que prefiere caminar a volar y, solamente, en contadas ocasiones, como puede ser acudir en busca de agua, realiza vuelos largos. Posee un pico corto, de color marrón amarillento y cabeza en forma de flecha.

Los colores marrones y blancos del plumaje sirven de camuflaje ante algún peligro, momento en el que se agacha en el suelo y se queda inmóvil con lo que logra pasar desapercibido. Sus grandes ojos amarillos están adaptados a sus hábitos crepusculares ya que durante el día se muestran tranquilos, mientras que a medida que la luz cae se vuelven más activos y ruidosos.

La dieta de estas aves se compone de semillas, insectos, lagartijas, roedores, serpientes, cangrejos e incluso ranas. Tras un período de incubación de alrededor de 26-27 días, el número de crías por puesta suele ser de una a tres. La esperanza de vida oscila alrededor de los 15 años.

Consulta aquí más noticias de Valencia.