Vivienda
Bloque de pisos de reciente construcción. EP/GLOBALSOLUTIONSHOUSE

Otro termómetro más que señala que el precio de los pisos sigue cayendo. Según Tinsa, el precio de la vivienda libre registró en mayo una caída interanual del 5,9%, frente al retroceso del 4,4% de abril, y se situó en el nivel de precios de mayo de 2005.

Según la tasadora, este "fuerte descenso" confirma los efectos del incierto entorno económico que afectan directamente a la capacidad de compra de las familias.

Parece razonable que el precio se acomode a las nuevas circunstancias"El dato del Índice de Mercados Inmobiliarios Españoles, que publica Tinsa, señala el mismo camino que otros que venimos conociendo en 2011.

Por ejemplo, el último proporcionado por el Índice Inmobiliario fotocasa.es, que indica que en mayo el precio medio de la vivienda de segunda mano en España se sitúa en 2.203 euros por metro cuadrado (€/m2), lo que supone un descenso del 0,5% respecto al precio del mes de abril.

Según Fotocasa, si se analiza la evolución de precios en lo que llevamos de año, se constata una caída acumulada del 2,3%, mientras que si se analizan los últimos doce meses (la variación interanual calculada de mayo de 2010 a mayo de 2011), la caída acumulada es del 5,5%.

Los últimos datos del Ministerio de Fomento coincidían: la venta de viviendas cayó el 30,4% en el primer trimestre del año respecto al mismo periodo de 2010, con 74.540 operaciones.

Descenso de casi el 7% en grandes ciudades

El Índice de Mercados Inmobiliarios Españoles de Tinsa indica que el descenso más acusado en mayo se produjo en la costa mediterránea donde la caída fue del 8,1%, seguida de capitales y grandes ciudades, con el 6,7%.

Ha incidido de forma muy importante el aumento de los tipos hipotecariosEn la bajada del precio ha incidido de forma muy importante el aumento de los tipos hipotecarios, que supone un "incremento relevante" de la cuota anual a pagar.

También se ha sumado la imposibilidad de deducción fiscal por dicha inversión desde el 1 de enero.

Finalmente, otro factor negativo ha sido que el aumento de precios en los productos de consumo (IPC) a lo largo de este año no se ha trasladado íntegramente a los salarios, por lo que las familias con ingresos procedentes del trabajo han sufrido una "merma substancial en su capacidad adquisitiva".

Los precios tienen que bajar más

Para la tasadora "parece razonable" que el precio de la vivienda se acomode a las nuevas circunstancias y que, aunque a primeros de año se ya produjo un ajuste, se podría estar ante una segunda fase que complete el ciclo. Esta situación podría afectar, sobre todo, a aquellos productos y ubicaciones en los que todavía es necesario equilibrar la oferta y la demanda.

Por lo que se refiere a los recortes acumulados, la costa mediterránea lidera los descensos con el 27,8%, seguida de capitales y grandes ciudades, con el 22,7%, seguidas muy de cerca por las áreas metropolitanas, con el 22%.