El Ministerio Fiscal pide penas que suman 54 años de prisión para los diez integrantes de una red de tráfico de drogas que introducía la cocaína en España a través del avión, como pequeñas bolas que llevaban dentro de sus cuerpos y que expulsaban luego por vía rectal.

Según describe el Ministerio Público, el acusado E.R.J.I., de nacionalidad dominicana y con residencia legal en España, se dedicaba al menos desde noviembre de 2008 a distribuir cocaína en Santander, de partidas que se introducir en el país a través de vuelos desde América por personas de su nacionalidad, que la llevaban oculta en su cuerpo.

Posteriormente, se comprobó que tenía contactos con otro acusado, D.A.S.P., que se encargó de ir a buscar cocaína introducida por estas vías en Madrid y llevarla a Torrelavega para darle salida, ayudado de su compañera sentimental, E.M.B.R., y por R.L.H. y R.M.P. La desarticulación de esa rama del grupo ocupó una primera fase de la intervención policial.

Así, en febrero de 2009, D.A.S.P. fue detenido, y en el registro de su domicilio apareció documentación y anotaciones relacionadas con la droga, además de dinero y sustancias, por un importe de 602,2 euros. Ese mismo día se detiene a su pareja y sus otros tres colaboradores.

De forma paralela, se actuó contra el otro grupo, el liderado por E.R.J.I., que adquiría las partidas en Madrid o Barcelona, con colaboradores y proveedores como G.A.V., R.C.F. Y R.C.R.(estos dos de nacionalidad española), F.M.A.O. o M.R.S., que en ocasiones tenían su propia clientales.

El valor de la droga que se le intervino al cabecilla de este grupo ascendía a 25.430 euros. Sus colaboradores también fueron detenidos con distintas cantidades de droga, entre otras incautaciones relacionadas con este tráfico.

Por estos hechos, se les considera responsables de delitos contra la salud pública, y se les pide penas de prisión que oscilan entre los tres años y medio y los siete años y medio, y que sumadas ascienden a 54 años, además de multas que, juntos, se elevan hasta los 100.500 euros.

El juicio comenzará este lunes en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial a partir de las 10.00 horas, pero los acusados no comenzarán a declarar hasta el martes 14.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.