Renfe prevé que las tres nuevas empresas de transporte de mercancías que ha constituido (Irion, Multi y Contren) estén operativas el próximo mes de octubre y que a finales de año se abran a la entrada de capital privado, según informó el director de Mercancías de la operadora, Manel Acero.

La compañía ferroviaria contempla cerrar a finales de este mes de junio la constitución formal de estas firmas, una vez reciba la pertinente autorización Consejo de Ministros el próximo 24 de junio. La Agencia Tributaria y los registros mercantiles ya han dado su "visto bueno".

El nuevo modelo de Renfe Mercancías que la operadora ferroviaria aprobó el pasado 1 de junio contempla la toma de hasta el 45% del capital social de cada una de estas firma por parte de empresas privadas.

Esta apertura al sector privado se abordará a finales de año, cuando Renfe iniciará un proceso para buscar y seleccionar operadores y cargadores interesados en entrar en el capital de estas sociedades. "Descartamos un concurso público porque no nos parece el sistema más adecuado para la incorporación de un socio, pero garantizamos un proceso legal para que todas las empresas partan de igualdad de condiciones", explicó el directivo de Mercancías.

Descarta socios financieros.

Acero rechazó dar entrada a socios financiero. "Descartamos socios financieros, lo que nos interesa son socios especializados que puedan aportar conocimiento y carga", indicó. En este sentido, aseguró que varias empresas clientes, que ya trabajan con Renfe, han mostrado su interés por entrar en el capital de sus nuevas empresas de mercancías.

En cuanto a las tres nuevas empresas, con las que Renfe persigue el objetivo último de aumentar su cuota de mercado en transporte de carga en tren, Contren asumirá la actividad del área de negocio de Intermodal, especializada en el transporte de Unidades de Transporte Intermodal (contenedores).

De su lado, Irion se centrará en el área de negocio siderúrgico, especializada en el transporte de material asociado a la industria del metal (bobinas, acero, carriles, tuberías, entre otros materiales) y Multi asumirá la actividad del área de negocio de Multiproducto y Graneles, especializadas en transporte de materiales especiales, maderas, papel, graneles sólidos (carbón, cemento, cereales) o líquidos (combustibles, productos químicos, etc.).

Este modelo de explotación se completa con Pecovasa, que asume la actividad del área de negocio de Automóviles, especializada en el transporte de piezas y componentes y vehículos terminados, tras la integración de las dos sociedades de este mercado en las que Renfe tiene participación, LTF y Pecovasa.

Renfe garantiza el derecho de retorno de todos los trabajadores que pasen a integrar las plantillas de estas sociedades, a las que también traspasa otros activos como los contratos de proveedores.

Elevar un 7%

La facturación.

Renfe confía en que el nuevo modelo de negocio de su división de Mercancía se traduzca en un impulso de los ingresos, de forma que su facturación crezca un 7% anual y alcance los 300 millones de euros.

El nuevo modelo empresarial busca mejorar la sostenibilidad económica, la capacidad comercial y la internacionalización de Renfe para competir en un mercado liberalizado y contribuir a que el ferrocarril aumente su cuota de mercado en el transporte de mercancías hasta un 8%-10% en el horizonte 2020, uno de los objetivos fundamentales del Gobierno para alcanzar un sistema logístico más eficiente.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.