El secretario general de la Federación de Industria y Trabajadores Agrarios, Pedro Marcos, ha mostrado este miércoles su preocupación ante la posibilidad de que la crisis del pepino afecte a las próximas campañas hortofrutícolas haciendo que los trabajadores pierdan jornales y las prestaciones ligadas a estos.

En declaraciones a Europa Press, Marcos ha explicado que los trabajadores de Almería en este sector "van enganchando unas campañas con otras" y tras la del pepino, a la que quedaba en torno a un mes, llega la del melón y la sandía, que pueden durar entre dos y tres meses cada una. De ahí que si los mercados continúan cerrados a los productos hortofrutícolas andaluces, el nivel de trabajadores que es necesario desciende, y, por tanto, perderían los jornales propiamente y las prestaciones que reciben a final de campaña por alcanzar un mínimo de jornales.

De esta manera, ha señalado que si los efectos se limitaran a la campaña del pepino, aún habiendo pérdidas "no serían excesivamente cuantiosas" y afectaría a unos 80.000 trabajadores, pero al sumarse más campañas cada vez es más difícil cuantificar los daños.

Marcos también ha afirmado que Bruselas "no está teniendo en cuenta a los trabajadores" en sus propuestas de ayudas, si bien la Federación ha pedido al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) que active un plan específico para compensar a los trabajadores de las zonas afectadas por la crisis del pepino.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.