El alcalde de Tarragona y candidato a la reelección, el socialista Josep Fèlix Ballesteros, ve aún posible ser alcalde de la ciudad con un gobierno en minoría, aunque es consciente de que "todas" las opciones están abiertas, en referencia a las negociaciones CiU y PP mantiene para sellar un pacto que le desbancaría del puesto.

En declaraciones a Europa Press, ha asegurado que no se ve "ni más ni menos" alcalde después de la reunión que la ejecutiva local de CDC celebró este martes por la noche, aunque no ha cerrado la puerta a que Tarragona sea una excepción dentro de la premisa de CiU de respetar que gobierne la lista más votada, y que federación y populares se repartan a medias los cuatro años de legislatura.

"He trabajado con el objetivo de crear un gobierno estable en Tarragona, y que esperaba haber cerrado a principios de esta semana o a finales de la pasada. Algunos están dando un espectáculo poco edificante", ha sostenido.

A falta de tres días para la configuración de los ayuntamientos, ha explicado que continúa en contacto con la federación y el PP para acercar posturas y sellar un acuerdo que le permita gobernar en solitario mediante un acuerdo de mínimos.

Tras subrayar que no lo descarta y reiterar que tampoco rechaza la 'sociovergencia', Ballesteros ha recalcado que Tarragona debe tener un alcalde estable durante los cuatro años de legislatura, "y no debe ser un intercambio de cromos".

La candidata de CiU a la alcaldía de Tarragona, Victòria Forns, ha asegurado que "siempre" han seguido las indicaciones de la dirección nacional del partido sobre posibles pactos, destacando que sabían que estaban negociando con el PP para conseguir la alcaldía.

"Todas las conversaciones que hemos iniciados con unos y otros han sido informadas debidamente el aparato del partido, y si hemos continuado las negociaciones es porque nos han dicho que continuáramos las negociaciones", ha asegurado en declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press.

Tras constatar que han avanzado en las negociaciones, ha defendido que pueda haber excepciones en la máxima de la dirección del partido de respetar la lista más votada, "sobre todo si se pone Tarragona por delante".

En declaraciones a los periodistas tras el último pleno de la actual legislatura, que ha servido para despedir a los concejales que no repetirán, el candidato del PP en Tarragona, Alejandro Fernández, ha apreciado que las negociaciones "parece que han dado un paso adelante".

"Hay que ver si es cierto o no que CiU podría tomar decisiones de forma autónoma en Tarragona ciudad. Si esto es así, tendríamos que ir a un principio de acuerdo que habíamos establecido", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.