El PSOE-A ha destacado este miércoles el trabajo "rápido, contundente y eficaz" que ha llevado a cabo el Gobierno español para exigir ante la Unión Europea compensaciones para el sector hortofrutícola por la crisis del pepino, aunque ha calificado de "insuficiente" la primera partida de 150 millones que se ha puesto sobre la mesa y ha confiado en que se produzca una mejora sustancial, según un último anuncio del comisario europeo de Agricultura.

El portavoz del grupo socialista en el Parlamento, Mario Jiménez, ha manifestado en rueda de prensa que la rapidez y la eficacia con la que ha trabajado el Gobierno español ha permitido que en el día de ayer se convocara una reunión del Consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea para abordar las compensaciones para el sector hortofrutícola.

Ha insistido en que tiene que haber una línea de ayudas que dé una respuesta al daño real que se ha producido y ha estimado que Alemania tiene que aportar al fondo que se fije y recibir una sanción por el cierre injustificado de las fronteras a los productos procedentes de Andalucía.

Asimismo, Mario Jiménez ha puesto en valor el anuncio del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre la posibilidad de que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) abra una línea de financiación "especial y singular" para el sector.

Mario Jiménez ha lamentado que, ante esta situación, el papel del Partido Popular haya sido el de un "quinta columnista", tratando de "debilitar" la posición de España en el marco de la negociación. A su juicio, los populares han demostrado una actitud "cobarde y traicionera" y no se han atrevido a llamar a la canciller alemana, Angela Merkel, para exigirle que pida perdón y su país ponga dinero para compensar al sector hortofrutícola.

Para el portavoz socialista, los populares hacen lo que los malos políticos, se ponen al lado del enemigo para cuestionar la credibilidad del Gobierno español. "Es una indecencia política lo que hace el PP, con Javier Arenas a la cabeza, lo que está ocasionando un perjuicio claro hacia el sector", ha apuntando Jiménez.

En su opinión, el Partido Popular "ha perdido la cabeza políticamente", fruto de la "borrachera electoral" que todavía padece tras los resultados de las pasadas elecciones municipales. Ha señalado que los populares han decidido poner en peligro la "estabilidad institucional y económica de España", con una campaña de "desprestigio" de sus instituciones ante la Unión Europea.

En cualquier caso, Mario Jiménez ha reconocido que su formación ha desarrollado contactos con el PP-A para ver si se pueden debatir conjuntamente las iniciativas sobre la crisis del pepino que ambos grupos defenderán en el Pleno del Parlamento este jueves y para que pueda surgir una votación "lo más unánime posible". Ha confiado en que aún haya alguien con "sentido de estado" en el PP.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.