El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, ha presidido este miércoles la entrega del distintivo de reconocimiento de 'comercio excelente' a 280 establecimientos de la provincia de Valencia, en un acto celebrado en el Centro Cultural Bancaja, en el que ha destacado que estos locales minoristas son el "termómetro fundamental" y el "pulso diario" de la economía y la confianza social.

A la entrega de estos reconocimientos han asistido además el vicepresidente primero del Consell y conseller de Industria, Vicente Rambla, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, el presidente de Bancaja, José Luis Olivas, y el presidente de la Cámara de Comercio de Valencia, José Vicente Morata, entre otros. Los premiados, representantes de comercios de distintos puntos de la provincia, han accedido en grupos de siete a recoger sus sellos.

Durante su intervención, Camps ha señalado que los comercios hacen posible que el tejido productivo sea una realidad en calles y plazas y, al igual que el lema de la Real Academia de la Lengua, "fijan, brillan y dan esplendor".

Según ha dicho, estos establecimientos "fijan a la población en sus barrios y dan alegría y ganas de convivir", "brillan porque todos los días intentan estar en las mejores condiciones posibles" y "dan esplendor porque un pueblo sin comercios está apagado". A ello se suman otros elementos como la creación de empleo en un momento económico "complicado" y el hecho de que son la "primera línea" que abre todos los días.

Camps se ha comprometido a seguir "estando a su lado" porque son la "primera de las caras relacionadas con la economía ya que generan "eficacia y eficiencia" en el sector productivo y son "actores fundamentales" en él por su contacto diario con los proveedores. En este sentido, ha resaltado que en esta legislatura la Generalitat ha destinado 100 millones de euros a la mejora del sector y ha añadido que es un compromiso que "seguirá".

"Soy uno de ustedes", les ha indicado el presidente de la Generalitat, quien ha explicado que su madre tuvo dos comercios por lo que conoce "perfectamente" las circunstancias de este sector.

Por su parte, el conseller de Industria ha señalado que, con este acto, se pretende realizar un reconocimiento a la labor de los comerciantes que levantan diariamente la persiana, mediante la entrega de un sello de 'comercio excelente' que no todos alcanzan pero que muchos piden y para el que reúnen los requisitos. Con este reconocimiento, se "da valor y potencia un comercio que quiere ser próximo, cercano y de confianz" y que a la vez se ha modernizado. "Tenemos en la Comunitat el mejor comercio de Europa", ha dicho.

Rambla ha subrayado que la actividad comercial —con más de 90.000 establecimientos— emplea en la Comunitat Valenciana a más de 380.000 personas, lo que supone el 17 por ciento del empleo, y representa cerca del 13 por ciento del Producto Interior Bruto.

Según el vicepresidente del Consell, se trata de un sector "clave" al que la Generalitat seguirá apoyando para "ofrecer la confianza y el impulso necesario para hacer realidad la recupeación económica", de la que son "agentes fundamentales" y que está "empezando a ver sus primeros frutos". En esta línea, ha destacado que en esta última etapa de gobierno se ha aprobado la Ley del Comercio y el desarrollo y ejecución del Plan de Competititvidad del Comercio Minorista.

Reivindicación de la cultura del esfuerzo

Por parte de los premiados ha intervenido José Navarro, de Herboristerías J.Navarro, quien también cuenta con el premio nacional al comercio minorista de España, y que ha resaltado la necesidad de que, en estos momentos de dificultades económicas, estos establecimientos sean "exigentes" con ellos mismos, al tiempo que ha reivindicado la "cultura del esfuerzo", la ética en los negocios, la responsabilidad social y el llevar a cabo "cada día una mejora" para tener más coemrcio de calidad.

Consulta aquí más noticias de Valencia.