Productores de frutas y hortalizas han regalado este miércoles en Madrid alrededor de 40.000 kilos de productos de la huerta española para pedir el respaldo de los consumidores tras la denominada 'crisis del pepino', que ya ha provocado pérdidas en el sector agrario español superiores a los 350 millones de euros, según estima COAG.

Más de 500 personas hacían cola en la Plaza de Felipe II a las 11.30 horas, antes de que comenzara el reparto de pepinos, berenjenas, calabacines, tomates y lechugas y de frutas como melones, sandías, melocotones y ciruelas, procedentes de zonas productoras como Almería, Granada, Murcia y Aragón.

El acto se ha celebrado bajo el lema 'En defensa de las frutas y hortalizas españolas: sanas, seguras y sabrosas. Consúmelas', que se podía leer en carteles escritos en español, alemán e inglés, y ha contado con el apoyo de personajes conocidos como el atleta Fermín Cacho y los periodistas José Ribagorda o Mamen Mendizábal.

El secretario general de COAG, Miguel López, ha pedido a Bruselas que "no humille ni insulte" a los agricultores españoles proponiendo ayudas de 150 millones de euros para el conjunto de la Unión Europea y ha considerado que la Comisión "debe poner sobre la mesa" como mínimo 1.000 millones de euros, porque "el problema no ha terminado".

"La crisis nos ha llevado a una situación inaceptable, que está siendo gestionada de forma reprochable por Bruselas", apuntó López, quien remarcó la importancia del sector hortofrutícola español, "primer exportador del mundo", y llamó a los consumidores a comprar estos productos "sin dudar", porque cumplen todos los controles.

En referencia a la posibilidad de que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) abra una línea de financiación especial para el sector como ha anunciado el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el dirigente agrario ha defendido la necesidad de esa medida, dado que el sector necesita liquidez para invertir en la próxima campaña.

López ha reclamado que se mejoren los sistemas de trazabilidad de los productos a escala europea, especialmente desde las plataformas logísticas a la distribución, y de que Alemania culmine la investigación sobre el brote de 'E. coli'.

"sospechas" sobre la bacteria.

Además, manifestó sus "sospechas" acerca del origen de la bacteria, que "los expertos dicen que no ha mutado de forma natural", por lo que, en su opinión, "no parte de ningún producto agrario ni ganadero".

La organización agraria ha contado con el respaldo de las asociaciones de consumidores UCE, CECU y Asgeco, cuyos representantes recalcaron que los ciudadanos europeos "deberían poner un monumento" a los agricultores españoles, que les están "alimentando con productos de calidad, a buen precio y que no merecen estar bajo sospecha". Tras lamentar la "demonización" que ha sufrido el sector, también apostaron por un modelo de distribución de los alimentos "más sostenible".

COAG, que estima que la afluencia de público podría superar las 2.500 personas que suele registrar en el "mercado transparente" que organiza periódicamente, ha dispuesto en el centro de la plaza varios puestos de frutas y verduras, que repartirán productos hasta al menos las 14.00 horas, y por los que han pasado consumidores que portaban bolsas y carritos. Los primeros en recoger productos llevaban esperando varias horas antes del comienzo del acto.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.