La organización profesional agraria APAG Extremadura Asaja ha tachado de "torpeza política" que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anuncie este miércoles en el Congreso la puesta en marcha de crédito ICO para los agricultores afectados por la crisis hortofrutícola provocada por Alemania "justo en el momento en que se están negociando las compensaciones económicas que se van a pagar a los afectados, aspirando a mucho más de los 150 millones de euros ofrecidos hasta el momento".

El presidente de APAG Extremadura Asaja, Bibiano Serrano, ha considerado que hubiera sido "mucho más sensato esperar a la resolución final de las indemnizaciones exactas" y, según sus resultados, proponer las ayudas concretas del Gobierno español y "no lanzar un mensaje de este tipo a la Unión Europea y sus comisarios el mismo día que discuten las cantidades económicas, dando ya a entender que esas ayudas europeas no abarcarán todas las pérdidas".

Además, Serrano ha explicado que los agricultores, "ya de por sí endeudados desde hace tiempo por las pérdidas constantes del sector", no pueden ahora acogerse a unos créditos que les supondrán endeudarse más y pagar una serie de intereses, aunque sean bajos, "lo que les ahogaría todavía más porque ya están de por sí bastante endeudados", por lo que ha considerado que "esa no es la solución".

Así, esta organización profesional agraria ha reclamado que "se ponga el dinero total de las pérdidas encima de la mesa", y que la Unión Europea cree unas "partidas extras adicionales al presupuesto como medida de emergencia ante la crisis provocada", un Fondo Común Extraordinario, además de pedir las responsabilidades, también económicas, al margen de las políticas, al gobierno alemán y a la consejera en concreto que realizó las declaraciones.

En este sentido, APAG Extremadura Asaja ha calificado de "miseria" los 150 millones de euros ofrecidos como compensación a los afectados, ya que con esto "no se arregla el problema porque las pérdidas semanales para los agricultores españolas rondan los 200 millones, y la crisis comenzó hace ya tiempo", ha señalado.

Critica el papel de bruselas

Por otra parte, Bibiano Serrano ha tildado de "lamentable y bochornoso" el papel que está jugando Bruselas en este asunto, "incapaz de dar tranquilidad a los mercados y a los consumidores, y permitiendo, sin realizar ningún tipo de presión, que Rusia tenga cerradas sus fronteras".

Además, ha considerado "imprescindible" que sea la Unión Europea la única entidad con potestad, y no los países, de declarar un cierre de fronteras, "y sólo cuando se demuestre científicamente que hay productos en malas condiciones", ha dicho. "No habremos arreglado el problema si pasado mañana cualquier país vuelve a hacer lo mismo que ha hecho Alemania, sin ninguna prueba al respecto, con el consiguiente hundimiento para cualquier sector", concluye Serrano.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.