La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, acusó al PP de faltar a la verdad y de "juego sucio" al utilizar la crisis del pepino para la confrontación política y le pidió que "por una vez, sin que sirva de precedente" se ponga al lado de España.

"Hemos actuado en tiempo real, y su mala fe política es extraordinaria; están haciendo lo mismo que la senadora de Hamburgo, acusar sin probar, y están faltando a la verdad descaradamente", afirmó la titular de Medio Ambiente, en respuesta a las acusaciones de los diputados 'populares' José Ignacio Llorens y Miguel Arias Cañete de haber reaccionado "tarde y mal".

Aguilar aseguró que el Ejecutivo ha "plantado cara" a Alemania y ha trabajado desde el primer momento con el sector y las comunidades autónomas para hacer frente al impacto generado por las declaraciones de la senadora de Hamburgo.

"Dejen de faltar a la verdad, dejen de criticar y dejen de estar al lado de Alemania, pónganse de una vez y sin que sirva de precedente, al lado de España", reclamó Aguilar.

Según explicó, el Gobierno español está trabajando para recuperar el mercado a través de campañas de promoción de los productos hortofrutícolas españoles en el mercado interior y en los próximos meses en países de la Unión Europea, al tiempo que está reclamando una "solución europea para un problema europeo", al que los fondos europeos tienen que responder.

"No nos vamos a conformar con cualquier cantidad, se tiene que mejorar sustancialmente", señaló la titular de Medio Ambiente, en alusión a la compensación de 150 millones de euros procedentes de las arcas comunitarias para paliar la crisis del pepino.

Por su parte, el diputado 'popular' Llorens afirmó que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tardó siete días en ponerse en contacto con canciller alemana Angela Merkel, porque tenía "otras prioridades que eran las primarias".

Asimismo, Arias Cañete señaló que en situaciones de crisis es cuando la falta de peso de un Gobierno se pone de manifiesto y denunció en concreto la "desafortunada" actuación de la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, en la crisis del pepino, y tachó de "decepcionante" que el Ejecutivo no haya exigido compensaciones económicas a Alemania.

"No me extraña que su colega de Exteriores haya dado la espantada y no haya tenido el valor político de dar la cara y explicar su actuación", dijo Arias Cañete.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.