Detenido un conductor ebrio y sin carné que intentó sobornar a los agentes para evitar la multa

  • La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 24 años que conducía sin carné, ebrio, hablando por el móvil y sin cinturón de seguridad.
  • Al ser sorprendido por los agentes trató de sobornarles con 150 euros para que "olvidasen el tema".
  • El suceso ocurrió sobre las 04.30 horas en el distrito de La Latina.
Control de alcoholemia de la Guardia Civil.
Control de alcoholemia de la Guardia Civil.
JORGE PARÍS

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 24 años que conducía sin carné, a gran velocidad, hablando por el móvil, sin cinturón de seguridad y triplicando la tasa de alcohol permitida que al ser sorprendido por los agentes trató de sobornarles con 150 euros para que "olvidasen el tema".

Según ha informado hoy la Jefatura Superior de Policía, el suceso ocurrió la pasada madrugada sobre las 04.30 horas en el distrito de La Latina de Madrid, donde una patrulla de seguridad ciudadana observó que un vehículo circulaba a gran velocidad y su conductor iba hablando por el móvil y sin el cinturón de seguridad abrochado.

Cuando los Policías se acercaron al vehículo comprobaron que el conductor presentaba evidentes síntomas de embriaguez, ya que desprendía un fuerte olor a alcohol, tenía los ojos enrojecidos y brillantes y el habla pastosa. Además, al tratar de bajar del vehículo perdió la verticalidad, ya que no podía mantenerse erguido.

Los agentes avisaron a la Policía Municipal para que le sometiese a una prueba de alcoholemia, momento en el que el conductor, que reconoció que había bebido varias copas, dijo a los agentes que les daba 150 euros a cambio de "olvidarse del tema", a la vez que mostraba un fajo de billetes.

Los agentes le detuvieron y en dependencias policiales confirmaron que el hombre casi triplica el límite de alcohol permitido y que carecía de carné de conducir. El arrestado, Wilmar Alberto U.L., de 24 años y origen colombiano, está acusado de un delito de cohecho y otro contra la seguridad del tráfico.

"Suelen ser gente de fuera, turistas o personas que llevan poco tiempo en España. En sus países es habitual utilizar la mordida (sorborno) como método para ahorrarse una multa. De hecho, para ellos es tan común que a veces hasta se molestan cuando no aceptas. Es como si pensaran que tuvieran derecho a librarse de una multa pagando", explica un agente local de Madrid que prefiere mantener su anonimato. "Ocurre poco. En la Policía, la aceptación de un soborno supone la expulsión inmediata del Cuerpo, sea la cantidad que sea y por el motivo que sea", afirma el mismo agente consultado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento