Crisis de los pepinos
Un agricultor recoge pepinos en El Ejido (Almería). REUTERS/Francisco Bonilla

Rusia ha prohibido la importación de verduras frescas procedentes de la Unión Europea (UE) como consecuencia del brote infeccioso de 'escherichia coli' registrado en el norte de Alemania, según informa el Servicio Federal para la Supervisión y la Protección de los Consumidores (Rospotrebnadzor).

Pido a los ciudadanos que no consuman hortalizas procedentes de Europa "La prohibición de importar verduras frescas de los países de la UE tiene efecto desde esta mañana", ha dicho el director del Rospotrebnadzor, Gennady Onishchenko, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias Interfax.

Pese a que la Comisión Europea y la propia Alemania han descartado que el orígen del brote estuviera en los pepinos españoles, las autoridades rusas siguen conectando la bacteria al pepino.

Las hortalizas que ya se hayan importado al país desde la UE serán "consignadas en toda Rusia" hasta nueva orden, al fin de evitar su llegada a los puntos de venta.

"Pido a los ciudadanos que no consuman hortalizas procedentes de Europa y que se decanten por los productos nacionales", dijo, argumentando que las medidas sanitarias de Rusia son seguidas con más rigor y profesionalidad que las de la UE.

España pide a Rusia que levante el veto

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha solicitado al vicepresidente del Gobierno de Rusia, Alexander Zhukov, que interceda para que se levante urgentemente la restricción "excesiva e injustificada" impuesta a determinadas hortalizas frescas españolas, en particular pepinos, tomates y lechugas, tras el brote de la infección estomacal provocada por la bacteria 'Escherichia coli' en Alemania.

Miguel Sebastián incide en que la medida adoptada por Rusia es "desproporcionada" En una carta dirigida al vicepresidente ruso, Sebastián apela a las "excelentes relaciones bilaterales y espíritu de colaboración" que existen entre ambos países, en el marco de la celebración del año dual Rusia-España, y solicita a Zhukov que interceda ante el Servicio Federal de Supervisión de los Derechos de los Consumidores y el Bienestar de la Población (Rospotrebnadzor) con el fin de que se restauren "los habituales flujos comerciales" entre los dos países.

En este sentido, el ministro incide en que la medida adoptada por Rusia es "desproporcionada", ya que no se sustenta en datos objetivos, y subraya que ya está produciendo "graves perjuicios económicos" para las empresas españolas exportadoras de productos hortofrutículas.