Un accionista de SOS se adhiere a la querella de los Salazar contra Pérez Claver

La sociedad Cuadra África, accionista minoritaria de SOS, se ha adherido a la querella presentada por Jesús y Jaime Salazar contra el actual presidente de SOS, Mariano Pérez Claver, y el resto del consejo por presuntos delitos de administración desleal, acuerdos abusivos y delito fiscal.
Mariano Pérez Claver
Mariano Pérez Claver
SOS

La sociedad Cuadra África, accionista minoritaria de SOS, se ha adherido a la querella presentada por Jesús y Jaime Salazar contra el actual presidente de SOS, Mariano Pérez Claver, y el resto del consejo por presuntos delitos de administración desleal, acuerdos abusivos y delito fiscal.

Según el escrito de adhesión, al que tuvo acceso Europa Press, Cuadra África acusa a los gestores de SOS de sacar 200 millones de euros de la caja social de la compañía entre 2008 y principios de 2009, causándole perjuicios económicos.

El escrito ha sido enviado al Juzgado de Instrucción número 6 de Arganda (Madrid), que tramita la demanda y donde ya declaró como imputado Pérez Cláver, que entró en el consejo en enero de 2009. El juez está pendiente de pronunciarse sobre la petición de archivo presentada por el presidente de SOS.

En caso de proseguir con la causa, el juez deberá llamar a declarar como imputados al exconsejero delegado de la empresa alimentaria José Manuel Muriel y a los representantes de las cajas andaluzas en el consejo de administración de SOS.

Cuadra África, representada por el abogado Felipe Izquierdo, considera que los hermanos Salazar "tienen responsabilidades en la salida de dinero", al haber sido extraído desde la tesorería de SOS con destino a dos de sus sociedades patrimoniales cuando eran los máximos responsables de la compañía.

Sin embargo, la sociedad señala que los consejeros que aprobaron la operación son "coautores o como mínimo cooperadores necesarios de la salida de fondos de la tesorería" por permitir el presunto desvío de fondos en forma de préstamo.

Los minoritarios consideran que "Unicaja, Cajasol, CajaSur y Caja Granada no sólo dieron el visto bueno al crédito de más de 200 millones concedidos a los hermanos Salazar, sino que además se comprometieron a recomprarles el 4,52 por ciento del capital (valorado en más de 100 millones) en el caso de que no pudieran devolver el dinero".

La sociedad pide que declaren como imputados los consejeros de las cajas en la empresa alimentaria, esto es, Antonio Pulido Gutiérrez (Cajasol), Miguel Trigo Aizpuru (CajaSur), Antonio María Claret (Caja General de Granada) y Ángel Fernández Noriega (Unicaja).

Los minoristas también acusan a Caja Madrid de adoptar una actitud pasiva frente a las cajas andaluzas y no proteger los intereses de los accionistas minoritarios.

Por otra parte, el Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional continúa tramitando la querella presentada por SOS contra los hermanos Salazar por los supuestos delitos de apropiación indebida, estafa, falsedad en documento mercantil, delito societario, delito contra el mercado y blanqueo de capitales.

Los hermanos Salazar fueron destituidos el 30 de abril de 2009 como ejecutivos de la multinacional después de conocerse que habían transferido más de 204 millones de euros a una sociedad vinculada a ambos con cargo a la tesorería de SOS, a lo que se suma otra disposición de fondos por 25 millones en el primer trimestre de 2009.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento