El Consejo de Gobierno ha acordado iniciar los trámites de elaboración del II Plan Integral para el Impulso de la Lectura en Andalucía, que dará continuidad a la estrategia iniciada por la Junta en 2005 para mejorar los índices de este hábito, ampliar la red de bibliotecas, fomentar la creación literaria y apoyar a los sectores editorial y librero.

De acuerdo con las recomendaciones realizadas por el Comité Científico del Observatorio Andaluz de la Lectura, el nuevo plan prestará especial atención a las deficiencias que aún se detectan en las poblaciones rurales y a los bajos índices de comprensión lectora relacionados con situaciones de desventaja social y económica, según ha explicado el consejero de Cultura, Paulino Plata, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno.

Otros ejes básicos de actuación serán la mayor implicación con los ámbitos educativo, universitario y municipal; el fomento de los clubes de lectura, y el reforzamiento de las ferias de libro como espacios privilegiados de dinamización cultural.

En materia de dotaciones, una vez consolidada la red de bibliotecas con el 98,7 por ciento de la población atendida, las principales prioridades se dirigen ahora a culminar la incorporación de las últimas tecnologías, impulsar la creación de contenidos adaptados a estas innovaciones y generalizar la alfabetización digital.

Asimismo, se dará prioridad a la elaboración de materiales especiales para colectivos en situación de desventaja, como audiolibros y colecciones en 'braille', y a la apertura de bibliotecas interculturales para inmigrantes y minorías étnicas y lingüísticas.

El nuevo plan, que tendrá el horizonte temporal del año 2013, será elaborado en el plazo de cuatro meses por una comisión de redacción presidida por la persona titular de la Dirección General del Libro, Archivo y Bibliotecas e integrada por técnicos de las consejerías de Cultura; Economía, Innovación y Ciencia; Educación, e Igualdad y Bienestar Social. La aprobación definitiva corresponderá al Consejo de Gobierno.

El consejero ha resaltado que el primer plan ha dado resultados muy fructíferos, pero que aún hay algunos déficits que se tienen que mejorar, como lograr un aumento de los índices de comprensión lectora.

Ha manifestado además que el nuevo plan será una oportunidad para incorporar las últimas tecnologías a este mundo y, aunque se ha mostrado convencido de que los libros en papel seguirán conviviendo todavía mucho tiempo con nosotros, ha apuntado que cada vez hay más demanda del soporte digital.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.