Un equipo de la Consejería de Medio Ambiente que inspeccionaba el entorno del cauce del Caño Real a su paso por Palomares del Río (Sevilla), con motivo de una intervención de restauración, ha localizado los restos de una antigua canalización asociada a los baños árabes que conserva este municipio aljarafeño. El proyecto elaborado para la recuperación de este cauce, dado el caso, será modificado para incluir la rehabilitación de esta canalización habida cuenta de que los baños árabes de Palomares del Río, junto con los de la capital, son la única construcción de esta naturaleza que se conserva en la provincia y están declarados Bien de Interés Cultural (BIC).

La Consejería de Medio Ambiente, según ha informado el Ayuntamiento de Palomares del Río, inició el pasado mes de marzo las obras de limpieza y recuperación ambiental del cauce del Caño Real a su paso por el término municipal de este municipio aljarafeño. Esta actuación se enmarca dentro del programa de Restauración, Corrección y Adecuación de Cauces en Andalucía que cuenta con un presupuesto de tres millones de euros destinados a efectuar 50 actuaciones repartidas por la toda la provincia de Sevilla para reparar los daños causados por las lluvias del pasado invierno y prevenir futuras inundaciones.

En el marco de una inspección técnica previa al inicio de los trabajos de limpieza, fue localizado bajo la maleza y como parte del arroyo Caño Chico un canal construido con ladrillo, extremo elevado por los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente a la Delegación provincial de la Consejería de Cultura ante la posibilidad de que se tratase de un vestigio histórico. El departamento de Bernardo Bueno, según ha informado el Ayuntamiento, ha resuelto que este canal forma parte de los baños árabes, datados en los siglos XII o XIII y enclavados en la finca o Huerta de Santa Rita, en el borde del casco urbano de Palomares del Río.

De gran valor tanto por su localización en el medio rural, como por su buen estado de conservación, estos vestigios están formados fundamentalmente por el baño público o 'hamman', fechado entre los siglos XII y XIII y coronado por una bóveda esquifada. Su interior podría haber sido decorado originariamente con ataurique, aunque los encalados y pinturas de época reciente impiden confirmarlo. Lo reducido de sus dimensiones concuerda con las descripciones del cronista de la época Idrisi, que recoge la existencia de pequeñas instalaciones balnearias en las aldeas del Aljarafe sevillano.

De cualquier manera, el proyecto de intervención sobre el mencionado cauce hídrico será adaptado al objeto de incluir la recuperación de esta canalización, todo ello con la supervisión de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.