El Concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Lorca, Francisco García, ha hecho balance de las primeras tareas de emergencia acometidas desde el centro de control de los equipos técnico de emergencia para el aseguramiento y desescombro de la ciudad tras los terremotos del 11 de mayo.

La media diaria de puntales necesarios para evitar mayores daños en los edificios afectados por el seísmo se calcula en 3.000 y 900 tableros, con los que se han cubierto unas 1.350 situaciones de emergencia en limpieza de alturas, desescombro de la vía pública y apuntalamientos avisadas por los ciudadanos, según han informado fuentes municipales en un comunicado.

Esta estadística resume el trabajo realizado por las 47 empresas que de forma desinteresada han participado "desde el primer día coordinados por la comisión técnica municipal y junto a técnicos de Urbanismo del Ayuntamiento de Lorca y de la Consejería de Obras Públicas y Ordenación del Territorio, para realizar tareas de desescombro, apuntalamiento y aseguramiento de los edificios en peor estado", ha indicado.

Así, en este balance, advierte García, no se ha computado "la brillante actuación también de bomberos y UME, que ha estado igualmente coordinada con el resto de servicios el Centro de Coordinación de Evaluación de Daños, ni aquellas intervenciones a iniciativa de los equipos expertos sin necesidad de recibir el aviso del afectado".

En términos globales, este medio centenar de empresas ha destinado a labores de primera intervención cerca de 300 efectivos, personal cualificado en el oficio, o bien medios técnicos y maquinaria.

Finalmente, el edil de Urbanismo también ha querido significar el alto grado de seguridad en este tipo de intervenciones dado que "no se ha tenido que lamentar accidente profesional alguno durante el desempeño de las tareas, a pesar del riesgo que entrañaban".

Consulta aquí más noticias de Murcia.