La Consejería de Agricultura y Agua celebró este viernes una jornada técnica para mostrar a los agricultores interesados la producción de 70 variedades de cerezo, como resultado del proyecto I+D sobre este fruto que se está llevando a cabo en la finca experimental La Maestra, del Centro Integrado de Formación y Experiencias Agrarias (Cifea) de Jumilla.

Así, el director general de Modernización de Explotaciones y Capacitación Agraria, Ángel García Lidón, destacó la importancia de los ensayos en esta finca, ya que "son una buena referencia para los agricultores a la hora de realizar una plantación", según han informado fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

En este sentido, subrayó que la iniciativa también permite "conseguir la mayor productividad y calidad según las variedades elegidas, teniendo en cuenta las demandas de los consumidores y los precios de mercado".

Y es que, según afirmó el responsable autonómico, el cerezo puede ser un cultivo rentable en la Región, "sobre todo en sus producciones tempranas, así como en otras fechas de la campaña, si alcanza calidades superiores a las producidas en otras zonas".

Diego Frutos, investigador del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (Imida), es el director de dicho proyecto de I+D. Para este especialista, el comportamiento de variedades y patrones en Jumilla aportan confianza al sector frutal sobre el cultivo de cerezo, que parece posible a gran escala en todo el norte de la Región.

Asimismo, los resultados experimentales obtenidos hasta la fecha indican cuáles son los portainjertos más idóneos para cultivar con éxito el cerezo en la Región, al tiempo que se descartan otros patrones clásicos usados en otras regiones.

La fruta presentada ayer fue sometida a la valoración organoléptica y otros parámetros de calidad (calibre, color, dureza) por parte de los asistentes a la jornada técnica desarrollada en la finca La Maestra. Además, pudieron comprobar los resultados del comportamiento agronómico de los patrones en estudio.

Finalmente, el director del Imida, Adrián Martínez, apuntó que, con esta iniciativa, "la Consejería contribuye a mejorar la toma de decisiones de los agricultores a la hora de planificar nuevas plantaciones en zonas del Altiplano, Noroeste, Río Mula y Vega Alta del Segura, que son las mayores productoras de frutas de hueso en la Región".

Consulta aquí más noticias de Murcia.