La Audiencia Provincial de Cádiz juzga el próximo martes a un hombre acusado de intentar matar a una persona, lesionar a otra y atacar a la Policía armado con un cuchillo en El Puerto de Santa María (Cádiz), por lo que el Ministerio Fiscal solicita una pena de 13 años y medio de prisión.

Según el escrito de calificación fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos tuvieron lugar en 2008 en la barriada portuense de San Antonio, cuando, supuestamente, el acusado inició una discusión con dos varones.

Al parecer, en el transcurso de la discusión cogió un cuchillo de cocina de unos 19 centímetros de longitud que guardaba bajo su camiseta, se dirigió a uno de los contendientes y le asestó una primera puñalada en el pecho, clavándole posteriormente el procesado el cuchillo hasta dos veces más en la espalda, cayendo la víctima al suelo.

Asimismo, se habría dirigido al otro implicado en la pelea y le asestó un corte en el cuarto dedo de la mano derecha. Posteriormente, el procesado huyó del lugar, siendo interceptado por funcionarios de la Policía Nacional en la estación de tren de El Puerto, presentando manchas de sangre en la camiseta y el rostro. Al percatarse de la presencia policial sacó del interior de las prendas un cuchillo que llegó a esgrimir contra los agentes, siendo reducido por estos.

Los heridos

A consecuencia de estos hechos, uno de los agredidos resultó con lesiones severas por las que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente, precisando para sanar de sus heridas 66 días, 17 de ellos hospitalizado. Del mismo modo, le han quedado como secuela numerosas cicatrices.

El otro agredido sufrió lesiones consistentes en un corte en el dorso del cuarto dedo de la mano derecha, precisando sutura y tratamiento, tardando en curar siete días, todos ellos impeditivos.

Por todo ello, la Fiscalía considera que el procesado es autor de un delito de homicidio en grado de tentativa, un delito de lesiones y un delito de atentado, contando el reseñado con antecedentes penales computables a efectos de reincidencia.

La propuesta

Así, el Ministerio Fiscal señala que procede imponer al acusado una pena de ocho años y seis meses de prisión por el delito de homicidio en grado de tentativa, así como la prohibición de aproximarse a su primera víctima a menos de 300 metros o de comunicarse con la misma durante diez años.

En cuanto a responsabilidad civil, apunta que el acusado deberá indemnizar a la víctima con la cantidad de 2.570 euros por las lesiones y con 5.400 euros por las secuelas.

Por el delito de lesiones solicita tres años de prisión y la prohibición de comunicarse o acercarse a la segunda víctima durante un periodo de cinco años. En este caso, en lo que a responsabilidad civil se refiere, propone que indemnice a la víctima con la cantidad de 350 euros por las lesiones. Finalmente, indica que procede imponer al acusado otros dos años de cárcel por el delito de atentado.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.