Un total de 711.526 ciudadanos de las islas están llamados a votar en las próximas elecciones autonómicas y municipales de este domingo, lo que representa un 1,6% más de electores que en 2007, cuando fueron 699.947, y de los cuales 35.960 tienen derecho a votar por primera vez en unas elecciones autonómicas.

A esta cifra hay que sumar los inscritos en el censo electoral de residentes ausentes en el extranjero, que se calcula en un millar.

Por islas, en Mallorca hay llamados a las urnas un total de 560.797 electores; en Menorca 64.139; en Ibiza 81.035; y en Formentera 5.855.

El aumento de personas con derecho a voto ha supuesto ampliar el número de mesas electorales que ha pasado de 1.091 en 2007 a 1.136 en 2011. Concretamente, serán 401 en Palma y 502 en el resto de Mallorca; 91 en Menorca; 134 en Ibiza; y ocho en Formentera. La cantidad de colegios electorales se mantiene más estable con respecto a las pasadas elecciones con 387 para estos comicios, frente a los 382 de 2007.

Cabe señalar que prácticamente se ha duplicado el número de candidaturas de partidos políticos que se presentan al Parlament, que ha pasado de once a veinte en Mallorca y de seis a once en Menorca.

Un total de 1.135

Representantes de la administración central

En estas elecciones la Administración central y la autonómica compartirán representantes y habrá un total de 1.136, uno por cada mesa. Las mesas enviarán los resultados del escrutinio por vía telefónica (390 mesas) y de manera directa por 217 PDA (para las 745 mesas restantes).

Además, se ubicará un centro de recogida de información en Delegación del Gobierno que enviará la información al Ministerio de Interior, desde donde se procesarán los datos y se difundirán.

La previsión es que en aproximadamente una hora y media después del cierre de los colegios electorales se puedan tener ya los resultados de las municipales, una hora más tarde las del Parlament, y una hora más las de los Consells Insulares.