Cacerolada de 'indignados' en la plaza Catalunya.
Cacerolada de 'indignados' en la plaza Catalunya. Marta Pérez / EFE

Los ciudadanos 'indignados' que permanecen acampados en la Plaza Catalunya de Barcelona tienen la intención de permanecer en ella al menos hasta el próximo domingo, jornada electoral, independientemente de que se produzca una eventual resolución de la Junta Electoral en contra de esta concentración.

Nosotros consideramos esta plaza nuestra, y estaremos aquí hasta el domingo, por lo menosAsí lo ha indicado Roger, uno de los portavoces de este movimiento de "indignados", que este jueves ha asegurado: "ya sabemos que quieren que nos vayamos, y algún político ha dicho que el sábado no podemos estar aquí, pero nosotros consideramos esta plaza nuestra, y estaremos aquí hasta el domingo, por lo menos". En Barcelona, unas 400 personas han pasado la noche en el centro de la Plaza Catalunya, utilizando cartones, esterillas y sacos de dormir, aunque esta mañana muchas de ellas han abandonado el lugar y sólo permanecen allí cerca de un centenar de concentrados.

La noche ha transcurrido en el lugar sin ningún incidente, según ha informado un portavoz de la Guardia Urbana. La Plaza Catalunya ha amanecido este jueves con seis carpas y tres tiendas de campaña instaladas en algunos de los parterres de este espacio, así como con un mayor número de pancartas y mensajes que en días anteriores.

Una cacerolada masiva

Este movimiento de "indignados", que se moviliza a través de las redes sociales, suele reunir a un mayor número de personas por las noches. Así, la cacerolada organizada este  miércoles por este movimiento en la plaza Catalunya reunió a cerca de 2.000 "indignados" que protestaron por la crisis económica y la forma en que los políticos y la banca están abordando los problemas económicos que afectan a España.

Generación nini: ni banqueros, ni políticosA las 21.00 horas, la plaza explotó acústicamente mediante el repique de cazuelas, batir de palmas y gritos de los asistentes en contra del actual sistema económico y político. Con lemas como Generación nini: ni banqueros, ni políticos o El próximo desahucio será el ayuntamiento, y gritos como Manos arriba esto es un atraco, la concentración ha reunido a toda clase de ciudadanos: desde jóvenes en paro y profesionales de la sanidad y la enseñanza pública afectados por los recortes hasta ancianos reclamando una mejora de las condiciones de su pensión.

Organizados en comisiones

En los prolegómenos de la cacerolada, algunos de los asistentes de la acampada han informado a los manifestantes de las diferentes comisiones que se han creado para optimizar los recursos y aumentar la difusión de las acciones que se realizan desde el pasado 15 de abril. Estos grupos, que están abiertos a todos los ciudadanos, son: comunicación y prensa, cocina, infraestructura, extensión y difusión del movimiento por los barrios, así como otra comisión encargada de organizar las actividades y charlas dentro de la plaza.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.