Los candidatos madrileños acuden a la Pradera de San Isidro en el día de su patrón

  • Esperanza Aguirre acudió vestida de 'chulapa' a presentar sus respetos al santo.
  • Por su parte, Gallardón, Gómez o Lissavetzky fueron de traje, así como los candidatos de IU.
  • Todos ellos hicieron peticiones muy diversas a San Isidro.
La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata a la reelección, Esperanza Aguirre, en su visita a la Pradera de San Isidro.
La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata a la reelección, Esperanza Aguirre, en su visita a la Pradera de San Isidro.
Víctor Lerena / EFE

La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata del PP a la Presidencia de la región, Esperanza Aguirre, ha acudido a la Pradera de San Isidro vestida de chulapa (traje blanco con cintas y complementos en azul PP) y con "los nardos apoyados en la cadera", como le cantaba su séquito de chulaponas. Defendiéndose del sol con una sombrilla blanca y del calor con un abanico del mismo color, Aguirre ha subido a pie toda la cuesta del Paseo de la Ermita del Santo saludando a diestro y siniestro y para beber el agua de la fuente. Su séquito de chulaponas, ataviadas igual que ella, repartía bolígrafos y claveles blancos y azules, idénticos a los que la presidenta lucía en el pelo.

El alcalde de Madrid y candidato del PP a la Alcaldía, Alberto Ruiz-Gallardón, y los cabezas de lista de IU y PSOEacudieron unánimemente trajeados a presentar sus respetos al Santo. Coincidieron en una sinfonía de azules los socialistas: Tomás Gómez traje gris azulado, camisa blanca y corbata azul marino con topos isidriles en blanco; Jaime Lissavetzky de traje azul oscuro, camisa azul claro y corbata azul pálido con dibujos en tonos de azul y blanco.

En las filas de IU imperaba el traje gris, pero se ampliaba la gama de colores en cuanto a camisas y corbatas: Ángel Pérez, camisa azul claro y una corbata a rayas de inspiración taurina en sangre y oro, mientras Gregorio Gordo optaba por una camisa blanca y corbata negra con topos violetas.

Nada más llegar la presidenta al comienzo del paseo, la recibieron con una peculiar versión del chotis que comienza "Por la calle de Alcalá" adaptado a las circunstancias de su gestión al frente de la región.

En cuanto a las peticiones a San Isidro, Aguirre y Pérez fueron quienes más concretaron sus deseos: Aguirre pidió prosperidad, empleo y bienestar, mientras Ángel Pérez apeló a la condición de labrador del Santo y le solicitó ayuda para que Zapatero consiga encontrar "los brotes verdes que busca desde hace años".

Gregorio Gordo dijo que anda "escaso de fe" en cuanto peticiones a los Santos, y Tomás Gómez no quiso mojarse diciendo que "todo ayuda", mientras Lissavetzky, más reservado, explicó que ha pedido "lo que ustedes se puedan imaginar".

En paralelo, un grupo de jóvenes animaba a pichis y chulaponas a que esta tarde secunden la manifestación de jóvenes sin futuro que transcurrirá a las 18.00 horas entre Cibeles y Sol con el mensaje de "no somos mercancía para los banqueros y políticos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento