La incautación de marihuana se multiplica por cinco en dos años

  • Su consumo en Madrid también ha aumentado un 30% debido a la crisis, ya que es más barata que otras drogas.
  • Las mayores plantaciones se sitúan en los chalés de las afueras.
Una plantación de marihuana incautada por la Guardia Civil en una imagen de archivo.
Una plantación de marihuana incautada por la Guardia Civil en una imagen de archivo.
GUARDIA CIVIL

Las incautaciones de marihuana en la región se han multiplicado por cinco en apenas dos años. Según datos del Ministerio del Interior, la suma de plantas de cannabis incautadas por la Guardia Civil y la Policía Nacional aumentó un 425,58% de 2008 a 2009, superando los 1.090 kilos. Y 2010 ha seguido la misma tónica, ya que, pese a no haber salido aún los datos oficiales, la cantidad decomisada, solo por la Benemérita, habría subido otro 20%, según fuentes del Instituto Armado.

Las causas de tan espectacular repunte parecen situarse en la crisis económica. Ante la falta de dinero, la gente cultiva para cubrir su consumo y ganarse una paga extra vendiendo el sobrante a amigos y conocidos. Este pequeño menudeo explica también el incremento del consumo de cannabis: un 30%, según la Guardia Civil. Y es que el gramo de maría en la calle es bastante más barato que el de otras drogas de consumo generalizado. Por ejemplo, una estadística del Plan Nacional de Drogas señala que el gramo de marihuana se vende a tres euros en la calle, mientras que el de cocaína sobrepasa los 50 euros. Otras drogas psicoactivas de efectos similares al del cannabis, como el aceite de hachís, se despacha a 11 euros el gramo, según este informe.

No obstante, un camello de marihuana con el que ha hablado 20 minutos afirma lo contrario: "Yo sigo vendiendo la grifa (nombre popular con el que se conoce a la marihuana) al mismo precio de siempre. Aunque últimamente hay gente que cobra más por ella que por el hachís. Cultivarla sale más caro de lo que parece", asegura.

Este camello responde al perfil típico del 'cultivador' de cannabis. Tiene su plantación en un chalé situado en las afueras de la región, a salvo de la vista de curiosos y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Lo hace para fumar él mismo y solo vende a conocidos. "Pero ahora se me está acabando porque la época de recolecta es a finales de año. Tendré que volver a pasarme al hachís", comenta.

La mayoría de las veces los cultivadores intentan ocultar la planta entre otras vegetaciones que de vez en cuando sufren pequeños hurtos. Así pasó en 2009, cuando la Benemérita descubrió un cultivo de marihuana tapado por un huerto de maíz en Morata de Tajuña después de que su dueño agrediera a dos ladrones.

Cultivos hidropónicos

En otras ocasiones, sin embargo, son pequeños pisos interiores (cultivos hidropónicos, se llaman) acondicionados con bombas de calor y luz artificial. El tipo de planta que más se siembra es la Cannabis sativa, por ser la más resistente. También se da la índica, más delicada pero de mayor calidad, según expertos del Instituto Armado.

Ya en 2007, España encabezó el ranking mundial de incautaciones de cannabis, con 653 toneladas decomisadas en todo el país, según un informe de la Junta de Fiscalización de Estupefacientes. En países como Holanda es legal, y en California se permite su uso terapéutico.

Se puede consumir, no cultivar

El cultivo de maría en España está prohibido, según el artículo 368 del código penal. Sin embargo, el consumo privado sí que se tolera, siempre y cuando no haya venta. La doctrina judicial considera cantidad 'notoria' la posesión de 10 kilos de marihuana, entendiendo que a partir de esta cifra no puede considerarse autoconsumo. Esto ocasiona resquicios legales para que, por ejemplo, se creen clubs privados de fumadores de cannabis, como el Cannabis Private Club, ubicado en Paracuellos del Jarama.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento