94.000 familias afectadas por el Katrina siguen viviendo en remolques a dos meses de la temporada de huracanes

A sólo dos meses para que comience la temporada de huracanes en Estados Unidos, miles de personas continuan desplazadas de sus hogares por los efectos del huracán Katrina.
Cientos de refugiados del huracán Katrina, tras su traslado a Houston (EFE)
Cientos de refugiados del huracán Katrina, tras su traslado a Houston (EFE)
EFE

Las autoridades trabajan contra el reloj para afrontar la nueva temporada de huracanes cuando todavía no se han resuleto los efectos del año anterior.

Tanto es así que las miles de familias desplazadas por el huracán Katrina tendrían en estos momentos la necesidad de ser evacuados aún cuando la situación no revista un peligro extremo, según ha publicado la CNN.  "Hay 94.000 remolques  con familias viviendo en ellos en tres estados, y esta gente tiene que ser evacuada durante un huracán de categoría 1, " dijo David Paulison, director temporal de la Agencia de Dirección Federal de Emergencias.

Paulison prepara junto a las autoridades de Luisiana la actuación local para la estación de huracanes de 2006, que comienza el próximo 1 de junio y dura hasta finales de noviembre, con el objetivo de evitar errores de coordinación como los que sucediron el pasado 29 de agosto, cuando Katrina se cerró de golpe en la Costa del Golfo y causó cerca de 1.300 muertos.

Muchas personas se han subido a los tejados de sus casas para pedir auxilio desesperadamente

Los funcionarios estatales y federales del país apuestan por la prevención como primera medida, por lo que la Costa del Golfo sería evacuada de forma inmediata incluso si el huracán no amenaza con romper diques y sumergir a una ciudad bajo el agua.

Otra de las medidas anunciadas es que Nueva Orleans, Luisiana, no tendrá ningún tipo de "refugios de último recurso " para los 225.000 residentes de la parroquia de la ciudad, según el jefe de seguridad Terry Ebbert. El estadio Superdome representó este papel durante el Katrina y los evacuados subsistieron durante días  sin alimentos, agua ni electricidad haciendo cada vez más crecientes las críticas al Gobierno de George W.Bush.

"Nuestro objetivo es que haya más facilidades para huír de aquí porque tiene más sentido que la permanencia; por eso no habrá ningunos refugios de último recurso", dijo Ebbert.

NOTICIAS RELACIONADAS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento