El Govern honrará este jueves a las 19.00 horas en el Patio del Consolat de Mar a los judíos conversos condenados a muerte en 1691 por la Inquisición española en Mallorca, concretamente, a los 37 conversos relajados por la Inquisición durante los actos de fe del citado año. Además, este memorial también se quiere hacer extensible a los padecimientos sufridos por los judíos, conversos y xuetes de Mallorca durante los últimos quince siglos.

La Conselleria de Presidencia ha recordado que en 1691 fueron condenados 82 xuetes mallorquines por el único delito de practicar a escondidas la fe de sus padres: el judaísmo. Así, ha detallado que casi la mitad de estos xuetes fueron relajados y murieron a vuelta de garrote y, posteriormente, fueran quemados en la hoguera, aunque tres de ellos fueron quemados vivos: el rabino Rafel Valls y los hermanos Caterina Tarongí y Rafel Benet Tarongí.

Por otro lado, ha indicado que de los cuatro actos de fe celebrados en Mallorca en 1691, en el primero, el del día 7 de marzo, no hubo ningún relajado; en el segundo, celebrado el 1 de mayo, hubo 21 muertes; en el tercero, celebrado el 6 de mayo, 13 muertes, y en el cuarto, el 2 de junio, 3 muertes.

Así, ha recordado que el jesuita Francesc Garau publicó 'La Fe Triunfante' en cuatro autos de fe celebrados en Mallorca por ocho reos, y de 37 relajados sólo hubo tres pertinaces, que explica precisamente los cuatro actos de fe, con la intención de que marcasen un ejemplo para que no se repitieran nuevos casos de judaísmo.

"Sin duda, éste ha sido uno de los títulos más polémicos de la historia de Mallorca", ha subrayado la Conselleria dirigida por Albert Moragues, que ha apuntado que, además del Govern, también han participado en la organización de este acto de justicia, que estará abierto al publico, las asociaciones Shavei Israel; Comunidad Judía de las Islas Baleares; Instituto de Relaciones Culturales Baleares Israel; Arca. Legado Judío; Memoria de la calle; Sello, revista de historia y cultura judías y Tarbut Cultura Judía Mallorca.