Rebecca Black
Rebecca Black, en 'Friday'. YOUTUBE

Rebecca Black, la última sensación juvenil de Internet, ha dado estos días la razón a los que la criticaban por su tema debut Friday. Muchos catalogaron la canción como la 'peor de la historia' y gran parte de los ataques venían, bien por la sencillez de su letra, bien por la voz de la joven cantante, que había sido corregida de manera excesiva gracias al autotune.

Black prepara lo que será su primer disco y ha prometido que su voz sonará más natural. "En Friday sueno como un robot", ha comentado en los últimos días. Sigue con la esperanza de convertirse en una artista de éxito y a sus 13 años dice estar preparada para afrontar el reto.

"Quiero que la gente opine sobre mi voz real. No me importa si les gusta o la odian, solo quiero oír su opinión", dice Black.

"He desarrollado una coraza contra los ataques", contaba en una entrevista con Associated Press recogida por Yahoo News, donde añadía que la mala acogida de Friday solo le hizo llorar durante "una hora" porque ya está acostumbrada a que se metan con ella en el colegio.

Quiere dejar de ser la 'chica Friday', tal y como informaban esta semana desde TMZ, y para ello ha contratado a la manager musical Debra Baum, que será la encargada de dar el empujón artístico que necesita y de hacerla mejorar. "No tengo duda de que Black tendrá éxito", explica Baum. "Para ser tan joven tiene mucha pasión y se compromete. Parece que aprecia que le concedan atención pero no le fascina. Es interesante".

Protección ante amenazas

Desde que comenzó su carrera con Friday, Black ha recibido numerosas amenazas, las cuales no han cesado con el paso de las semanas, hasta el punto que la joven ha pedido protección policial tras recibir estos días mensajes amenazantes en el teléfono y el correo electrónico, informan desde la cadena Fox.