Aunque tres autonomías no se presentaron al Informe PISA 2009 con muestra ampliada —Comunitat Valenciana, Castilla-La Mancha y Extremadura— a partir de los datos que proporciona la OCDE sobre este estudio, y de los alumnos de estas comunidades que participaron en la muestra nacional, se puede extraer una puntuación de estas tres regiones en relación con el conjunto de España, ha explicado el periódico en un comunicado.

Así, según el Gabinete de Análisis Demoscópico (GAD), la Comunitat Valenciana obtendría en PISA 477,6 puntos en Comprensión Lectora, que es la competencia evaluada de forma especial en el último informe. Por su parte, Castilla-La Mancha sacaría 470,1 puntos en la escala y Extremadura 459,9, de manera que ocuparían las tres comunidades los puestos 12, 13 y 15, respectivamente, del conjunto de comunidades españolas.

En otras competencias, siempre según estas fuentes, la Comunitat Valenciana obtendría 487 en Matemáticas y 486 en Ciencias, mientras que Castilla-La Mancha sacaría 483 en Matemáticas y 481 en Ciencias. Asimismo, Extremadura obtendría, según el análisis de GAD, 478 en Matemáticas y 479 en Ciencias.

En PISA 2006, los resultados valencianos en PISA 2006 fueron en Lectura, 434; Ciencias, 468; y Matemáticas, 456, han detallado desde la publicación.

Por otro lado, GAD analiza también otras variables que inciden en los resultados como que es más alta la puntuación entre las familias nucleares que entre las monoparentales o mixtas. Y, en función del origen geográfico del alumno, también es mayor la puntuación de los alumnos nativos españoles que de los inmigrantes de primera o segunda generación.

Hay que tener en cuenta que aunque se ha analizado la media en Lectura, existe una alta correlación entre las puntuaciones de las tres competencias evaluadas por PISA. El alumno que puntúa alto en Matemáticas, por ejemplo, también lo hace en Ciencias y en Lectura. Según GAD, "a esas edades (16 años) no hay dicotomía ciencias o letras, sino entre buenos y malos alumnos".

Otra advertencia de la encuesta es que, "siendo perfectamente válida para la comparación entre comunidades", en el caso de las diferencias entre colegios públicos o privados, por ejemplo, sin muestra extendida es más difícil asegurar que se trata de centros representativos de la población total de esa comunidad, en las tres que no se han presentado a PISA con muestra ampliada.

Por tipo de centro, el valor medio de los alumnos de centros públicos es menor que el de los privados. En los primeros, la escala de Lectura es de 467,1 y en los privados 506,1. Es decir, que si sólo se tienen en cuenta los alumnos de colegios privados, la escala asciende por encima de la comunidad que se sitúa en el nivel superior de PISA (Madrid), con 504,1 puntos.

En cuanto a la presencia de alumnos inmigrantes, es muy variable según las comunidades de que se trate. Mientras que Madrid tiene un 16,3% de alumnos de fuera, Extremadura tiene un 1,3.

En este sentido, GAD también ofrece la puntuación de las comunidades por tipo de centro y por origen del alumnado en Matemáticas. Por ejemplo, la influencia de los alumnos de fuera en Extremadura es escasa y la escala de Matemáticas sólo baja un punto en PISA. Por contra, en comunidades como Aragón o Baleares, baja diez puntos. En cambio es curioso el caso de Canarias, con casi un 12% de inmigrantes y casi sin variación entre los alumnos nativos y los de otros países.

Si se considera la influencia de los alumnos repetidores en los resultados de PISA se ve que hay un 43,7% de alumnos por debajo del curso que les corresponde en la Pública y un 23,8% en la Privada.

Medias más bajas

Otro aspecto que destaca el análisis de GAD es que la distribución de las puntuaciones no es simétrica, es decir, que las malas puntuaciones se pueden distanciar del valor medio más que las buenas.

En pequeños grupos muestrales —como el que maneja PISA para las comunidades que no se han presentado con muestra ampliada—, las medias muy bajas están más influidas por una alta proporción de alumnos con resultados "mediocres" que por un mal comportamiento medio.

Según 'Magisterio', éste es "uno de los factores más preocupantes" de España, ya que se registra una escasa proporción de estudiantes con calificaciones excelentes. "El problema añadido es que si aumentasen los alumnos excelentes, las autoridades educativas verían reducido el efecto estadístico de equidad de los resultados, una de las cualidades en la que más ha insistido el Ministerio en su valoración de los resultados de PISA", concluye el artículo.

Consulta aquí más noticias de Valencia.