Celebrar una comunión en La Rioja supera el coste medio nacional que se sitúa en 2.304 euros, según un estudio realizado por la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI).

De este modo, La Rioja se sitúa cerca de los gastos con los que cuenta esta celebración en Madrid (3.090 euros), Valencia (3.000 euros) o Barcelona (2.970 euros) que se sitúan casi en el doble que en Tenerife (1.585 euros) o Cáceres (1.695 euros).

El principal gasto de esta celebración es el banquete que supone más de la mitad de la factura total. El gasto para una comunión con 30 invitados varía en función del restaurante y menú elegido, situándose el coste por invitado entre los 35 y los 60 euros, según ha informado la federación de usuarios y consumidores en nota de prensa.

Respecto a la vestimenta, el traje de un niño oscila entre los 50 y los 150 euros, mientras que el de una niña puede llegar a costar 250 euros. A este importe hay que sumarle además los complementos que "a duras penas bajan de los 90 euros".

El reportaje fotográfico y/o de video, junto la compra de los recordatorios y obsequios para la familia suponen otra importante cantidad de entre 224-600 euros.

Por último, el entretenimiento de los menores a través de un servicio de animación eleva unos 200 euros más el presupuesto. El precio varía según se opte por algo sencillo como un payaso o si incluye hinchables y otra serie de juegos que elevan el coste sensiblemente.

Los gastos de esta celebración oscilan entre unos 1585-3.090 euros, siendo la media de 2.304 euros, un 17 por ciento menos que en 2009. Por sexos apenas hay diferencias siendo el gasto para niño de 2.246 euros y de 2.362 para niña.

En este trabajo se han recogido datos en cerca de un millar de comercios y establecimientos de la geografía nacional y se ha elaborado una encuesta a medio millar de padres.

La presidenta de FUCI, Agustina Laguna, considera significativo el hecho de que "la reducción en el gasto previsto por los padres solo varíe un 1 por ciento en relación con el año anterior, sobre todo, si se tiene en cuenta la importante disminución sufrida en 2009 que supuso un 16 por ciento menos. Este descenso en el gasto, aunque mínimo, se justifica en parte por el ajuste de precios en los menús de la oferta hostelera".

Otro aspecto a tener en cuenta "es que una parte importante de las personas consultadas están pensando aplazar la comunión de sus hijos para el próximo año o incluso no celebrarlo por falta de recursos económicos o posponerla para más adelante a la espera de que su economía pueda mejorar".

Precio por ciudades

El estudio de FUCI analiza además el coste de estas celebraciones en función de la ciudad elegida, observándose importantes diferencias económicas.

Madrid, Valencia y Barcelona son las tres capitales más caras con un coste de unos 3.000 euros, prácticamente el doble que en Tenerife, la ciudad más barata para celebrar la comunión.

Por encima del coste medio se sitúa también San Sebastián, Pamplona, Murcia y La Rioja. Por el contrario, Santander, Vigo Valladolid, Zaragoza, Palma de Mallorca, Sevilla, Oviedo, Ciudad Real y Cáceres son más económicas.

Agustina Laguna recuerda que "hay que tener mucha cabeza ante esta celebración ya que a estos gastos hay que sumarles los que realiza el resto de la familia, como son la vestimenta, los complementos y peluquería que pueden suponer como mínimo otros 500 euros más, por lo que sugiere huir de despilfarros innecesarios que convierten este acto íntimo en un acontecimiento social de exceso de consumo, gastando a veces más de lo que nuestro bolsillo nos permite".

En este sentido, y para evitar dispendios que "debiliten aún mas" la "maltrecha" economía recomienda "comparar precios y calidades y hacer con tiempo un cálculo de nuestras posibilidades económicas ajustando nuestro presupuesto con medidas de ahorro como pueden ser elegir 'trajes de calle' que son más baratos y pueden usarse después, alquilarlos o reciclarlos de familiares o amigos entre otras medidas".

También y para evitar "disgustos innecesarios" FUCI recomienda pedir al restaurante un presupuesto y contrato por escrito de los servicios solicitados, indicando el precio por persona y el menú detallado, hacer la reserva del lugar del convite con suficiente antelación, concretar las características del reportaje fotográfico y/o de vídeo dejando claro los elementos que lo componen y, sobre todo, conservar las facturas, publicidad o cualquier tipo de documentación por si necesita reclamar posteriormente.

En este mismo estudio, la FUCI ha planteado también cuestiones para conocer el nivel de satisfacción que los consumidores tienen después de celebrar una comunión. Los resultados del muestreo ponen de manifiesto que un 24 por ciento de los padres no quedó satisfecho con alguno de los servicios contratados.

Los banquetes se convierten en la mayor fuente de problemas debido en su mayoría a la aparición de conceptos no pactados en la factura o a menús con calidad inferior a las ofertada. Así un 38 por ciento de los padres confiesan su descontento con el banquete contratado.

La contratación de un reportaje fotográfico o de vídeo también concita el desacuerdo de los padres por diferentes problemas entre los que se encuentran los precios mayores al pactado o abusivos por copias sueltas, retraso en la entrega o inclusión de fotos de poca calidad. Así, un 24 por ciento de los padres muestran su malestar por estos problemas.

Respecto a la vestimenta de los hijos, sólo un 17 por ciento de los encuestados reconoce que el nivel de satisfacción fue inferior al esperado debido a retrasos en la entrega o a acabados defectuosos en prendas confeccionadas a medida.

Por último, los servicios de animación son del agrado del 87 por ciento de los padres que consideran un alivio el disfrute de sus hijos que conlleva su descanso durante las horas contratadas. Sólo uno de cada diez padres admite problemas con la animación.

Ante situaciones en las que se puedan ver vulnerados los derechos, Agustina Laguna, recuerda que se puede y se debe "reclamar solicitando la hoja de reclamaciones".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.