Joves de Mallorca per la Llengua exigen a los políticos de Baleares que "dejen de hacer demagogia y partidismo" con la lengua catalana y reconozcan la "indiscutible unidad" de este idioma, dado que, pese a ser "propio de la isla", se encuentra, a su juicio, en una situación de "desventaja, por lo que cabe protegerlo y fomentarlo".

Con motivo de la Acampallengua, celebrada en la localidad mallorquina de Campos, Joves de Mallorca per la Llengua han aprobado una serie de propuestas, tras constatar los "obstáculos al uso normal de la lengua catalana, propia de Baleares", ya que, según han señalado, "pese a que el uso de esta lengua ha avanzado en diversos campos, su situación continúa estando muy lejos de la normalidad".

En esta línea, ha criticado que los progresos han sido "lentos y los retrocesos experimentados muy preocupantes", por lo que, en su opinión, "los ataques que recibe actualmente la lengua no son más que la continuación de una campaña de mentiras y tergiversaciones iniciada durante los últimos años".

Concretamente, ha acusado a la actual cúpula del PP y a un sector "extremista muy minoritario" de ser los "culpables" de las "agresiones que pretenden negar el derecho que tenemos las mallorquines de usar la lengua catalana siempre y en todas partes.

Ante tal situación, entre las propuestas aprobadas en la Acampallengua destacan la petición del "completo desarrollo" de la Ley de Normalización Lingüística, de la que se cumplen este año 25 años, con el fin de los mallorquines puedan vivir "plenamente en catalán".

Asimismo, esta entidad reclama que el catalán sea la lengua vehicular en la enseñanza, dado que "es en nuestras aulas donde se forman los profesionales de mañana y hace falta que sean competentes en la lengua propia del territorio".

Por otro lado, pide que la lengua catalana sea el eje "fundamental de cohesión social y la herramienta básica en el proceso de integración de todos los inmigrantes que llegan a Mallorca", por lo que exige "más firmeza y voluntad" a las instituciones para hacerlos "plenamente mallorquines, algo que pasa porque aprendan nuestra lengua y vivan plenamente en catalán".

Otra de las reclamaciones de los Joves de Mallorca per la Llengua es que el conocimiento de la lengua propia de Mallorca sea un requisito y no un mérito para acceder a la Administración, tanto la local como la estatal, destinada a tratar con la sociedad mallorquina.

Además, pide a los medios de comunicación de Baleares que ofrezcan una programación de calidad y en la lengua propia, así como el libre acceso a las otras televisiones en catalán que se desarrollan fuera de las islas, al tiempo que denuncia el cierre de TV3 en la Comunidad Valenciana, ya que, a su juicio, supone un "grave atentado a nuestra comunidad lingüística".

La citada entidad también ha apostado por que los dinamizadores lingüísticos lleguen a todos los pueblos, con el objetivo de que se pueda llevar a cabo un trabajo a pie de calle en esta materia. Al mismo tiempo, ha reclamado que se desarrolle la Ley de Cine promovida por el Consejo Social de la Lengua Catalana, que garantiza la llegada a los cines del catalán, teniendo en cuenta que, según ha censurado, "hasta ahora, esta lengua ha permanecido ignorada y silenciada en este ámbito del ocio".

Oficialidad del catalán en europa

Joves de Mallorca per la Llengua también ha exigido a la Comunidad Autónoma de Baleares que pida al Estado Español el reconocimiento de la oficialidad del catalán en Europa, ya que, en su opinión, "como idioma de más de once millones de personas y uno de los más empleados en Internet debe tener una presencia clara en las instituciones de la Unión Europea".

"Pedimos que se dé un impulso al Instituto Ramon Llull y que se aumenten sus competencias, con el fin de promover la colaboración con el resto del territorio de habla catalana y de hacer trabajo conjunto por hacer realidad la plena normalización de nuestra lengua", ha añadido, al tiempo que ha reclamado que los cargos públicos hagan un llamamiento a favor del uso de la lengua catalana y que den "ejemplo" usándola siempre en el ejercicio de su cargo.

Finalmente, ha reclamado que los departamentos de Política Lingüística, que dependen directamente de los departamentos de Cultura, pasen a depender de las áreas de Presidencia, lo que, a su entender, aumentaría su "influencia y posibilitaría hacer una política transversal en favor de la plena normalización del catalán en todos los ámbitos".