El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha asegurado que los meteorólogos "a veces no colaboran" con eventos como la Semana Santa, al dar pronósticos con mucha antelación, pues ha indicado que a partir de este martes comenzaron a descender las reservas para asistir a las procesiones en los graderíos de la Plaza Mayor.

En declaraciones recogidas por Europa Press, el primer edil vallisoletano ha explicado que, a partir del Martes Santo, las previsiones del tiempo "hablan de agua", por lo que abogó irónicamente por "soplar a ver si pasa de largo".

En este sentido, ha recordado que la Junta de Cofradías le ha comentado que hasta el pasado martes, cuando las predicciones meteorológicas apuntaban a posibles lluvias durante los principales días de la Semana Santa, había "bastantes" reservas de las plazas del graderío de la Plaza Mayor. "Pero se empezó a hablar de agua y se produjo un parón", ha lamentado.

Así, pesa a que ha considerado que las predicciones seguramente sean correctas, ha apuntado que los meteorólogos "a veces no colaboran mucho con este tipo de eventos", de he hecho ha considerado que, según "los expertos", muchas veces "los pronósticos tienen una garantía cierta hasta el cuarto día, a partir de ahí son probabilidades".

No obstante y a pesar del posible mal tiempo, ha insistido en hacer un llamamiento a los turistas para que acudan a las procesiones de Valladolid. De hecho, un año más se prevé la asistencia de varios embajadores extranjeros en España a los actos del Viernes Santo, para los cuales ya están confirmados los jefes de la diplomacia de Chile y Bolivia y un representante de Kenia.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.