El alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, ha aprobado este domingo "todo lo que se ha hecho", en relación al supuesto robo de correos electrónicos en la Sindicatura de Cuentas y ha anunciado que si trascienden más "no quedarán en un cajón".

En declaraciones a los periodistas tras asistir a la Eucaristía de Ramos, ha opinado que la correspondencia revela un "delito de prevaricación" o, en cualquier caso, el encubrimiento de una "maniobra política" hecha desde una institución que "está para controlar la legalidad vigente en las administraciones publicas y organismos".

"El que se quede con unos papeles que le han llegado por vía oficial, a su correo, y los oculte sabiendo que detrás de ellos hay todo esto que yo he manifestado es un encubridor", ha defendido, en alusión al comportamiento del anónimo responsable de la filtración. En este sentido, ha indicado que "lo de menos" es si el robo fue por encargo -como se baraja- o por decisión personal.

Por último, tras referirse a la Sindicatura como "un cambalache", ha recordado que el trabajo de la Policía es "dar con el hacker", mientras que el de los políticos es velar por "todo lo que represente libertad de información" porque "están elegidos para que haya democracia, transparencia y legalidad".

Consulta aquí más noticias de Asturias.