La candidata socialista a la Alcaldía de Santander, Eugenia Gómez de Diego, se ha comprometido este domingo a retirar "la carpa de la vergüenza" de la Plaza de la Porticada y "devolver" esta plaza a los santanderinos si gobierna la capital cántabra después de las elecciones del 22 de mayo.

El anuncio se enmarca en las 35 preguntas que Gómez de Diego va a hacer al alcalde hasta el último día de la campaña, para que "cumpla con la exigencia democrática" y "se digne a responder a los santanderinos sobre todo aquello que ha estado evitando durante la legislatura", de manera que "los ciudadanos sepan qué votan verdaderamente el 22 de mayo".

De hecho, la candidata socialista ha planteado así su segunda pregunta: "Señor De la Serna, ¿En qué piensa cuando pasa por delante *de la carpa de La Porticada? ¿No ha escuchado el clamor de los santanderinos hartos de ese pegote en la plaza más representativa de Santander?".

"Es una de las cosas que más me comenta la gente por la calle, que no entienden qué pinta esa carpa inservible, indigna y sucia en mitad de la Plaza Porticada", ha argumentado Gómez de Diego, que se ha comprometido a "retirar esa carpa de la vergüenza" de la Porticada, para "devolver" la plaza a todos los santanderinos "si me dan su confianza el 22 de mayo", ha apostillado. MARCANO y

De la serna

La candidata del PSOE ha recordado que la excavación del yacimiento arqueológico, que contiene los restos de la antigua muralla medieval,* se inició "al comienzo de la legislatura" y que "ya hace muchísimos meses que la Universidad de Cantabria terminó de documentar todo", por lo que ha calificado la situación actual de "sin sentido".

Para Gómez de Diego, es "verdaderamente lamentable que el Ayuntamiento de Santander y la Consejería de Cultura, que han ido de la mano en el proyecto, hayan sido incapaces de finalizar la puesta en valor del patrimonio", por lo que ha opinado que "la buena relación de Marcano y De la Serna no ha dado frutos para Santander".

Y respecto al futuro del yacimiento, la candidata del PSOE ha apostado por "taparlo de forma provisional, si es que no hay dinero para poner en valor los restos arqueológicos", para "evitar que se ensucie más ese espacio y se deteriore más el patrimonio", y para "liberar a los santanderinos de esa carpa horrenda", que es un "monumento al abandono".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.