Jueces de Familia de Valencia han alertado de que la nueva Ley de Custodia Compartida de la Generalitat valenciana "provocará un notable y repentino incremento de asuntos", por lo que han pedido que se potencie la mediación y que se incremente el personal en gabinete psicosocial para estos juzgados.

Así se desprende de la Junta de Jueces celebrada el pasado día 7 de 2011, en la que se trataron y debatieron estos argumentos, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) en un comunicado.

Los jueces han coincidido unánimamente en que la entrada en vigor de esta normativa supondrá un aumento de casos, ya que de la disposición transitoria primera se desprende que a partir de su entrada en vigor, se podrán revisar judicialmente las medidas adoptadas conforme a la legislación anterior a través del procedimiento establecido en la legislación procesal civil para modificar las medidas definitivas. Han señalado que la cuestión "no es menor" porque "son miles los procesos susceptibles de revisión".

Ante este hecho, los magistrados han afirmado que este cambio legislativo debe llevar a hacer un planteamiento "serio" sobre la necesidad de que se pongan en marcha proyectos para fomentar la mediación intra y extrajudicial, puesto que "pese a que constituye una alternativa interesante, vanguardista y económica frente al proceso y la decisión judicial, se ha avanzado muy poco", han lamentado.

"Hoy por hoy —contemplan— la mediación no es una alternativa real más allá de alguna aislada experiencia piloto, aunque es una buena noticia la aprobación por el Consejo de Ministros del Proyecto de Ley de Mediación en asuntos civiles y mercantiles".

Por ello, la Junta de Jueces ha solicitado de la Sala de Gobierno que inste a las instituciones oportunas, en la medida de lo posible, iniciativas tendentes a arbitrar los oportunos protocolos para poner en marcha proyectos "serios, efectivos y reales" de mediación.

Otro "problema"

Asimismo, los jueces han advertido de que la entrada en vigor de esta normativa presentará otro "problema adicional": la infradotación actual del gabinete psicosocial, cuyos informes serán "fundamentales" en este tipo de procedimientos, ya que, hoy por hoy, el gabinete es incapaz de absorber y emitir los informes en un tiempo razonable, "lo que ocasiona retrasos y constantes suspensiones de juicios y vistas".

Por este motivo, consideran "necesario" que se solicite de nuevo a la Conselleria de Justicia, a través de la Sala de Gobierno, "con la urgencia que requiere la situación", que ponga los medios "adecuados" para evitar un previsible atasco de los Juzgados de Familia en la ciudad.

Esto pasaría por el incremento de plantilla del equipo psicosocial que debería ser, como mínimo, el que se contiene en la propuesta de la Dirección General de Justicia de fecha 9 de febrero de 2011, que contemplaba dos psicólogos y dos trabajadores sociales más de los que hay actualmente.

Consulta aquí más noticias de Valencia.