El aeropuerto incorpora dos nuevas marcas a su oferta de restauración

El Aeropuerto de Sevilla empieza a ver los frutos de su apuesta por diversificar la oferta de restauración con la que hasta ahora contaba y es que acaba de poner en servicio una cervecería Gambrinus y un Horno San Buenaventura. Ubicados en la zona de preembarque, ambos establecimientos serán gestionados por la firma andaluza Abades, y suponen la constatación del esfuerzo que se está haciendo desde el aeropuerto por potenciar las marcas con arraigo en la ciudad. La cervecería dispone de 113 metros cuadrados de superficie, más un área de mesas junto al mirador del terminal.
Cervecería Gambrinus del aeropuerto de Sevilla.
Cervecería Gambrinus del aeropuerto de Sevilla.
EUROPA PRESS/AENA

El Aeropuerto de Sevilla empieza a ver los frutos de su apuesta por diversificar la oferta de restauración con la que hasta ahora contaba y es que acaba de poner en servicio una cervecería Gambrinus y un Horno San Buenaventura. Ubicados en la zona de preembarque, ambos establecimientos serán gestionados por la firma andaluza Abades, y suponen la constatación del esfuerzo que se está haciendo desde el aeropuerto por potenciar las marcas con arraigo en la ciudad. La cervecería dispone de 113 metros cuadrados de superficie, más un área de mesas junto al mirador del terminal.

De ese modo, los pasajeros podrán disfrutar de su bebida y de las tapas típicas sevillanas observando el trasiego de aviones en la pista y la plataforma de estacionamiento. La decoración del local recrea, a base de imágenes históricas y otros elementos muy escogidos, el aspecto de una cervecería antigua, predominando el uso de la madera y las baldosas de barro. El Horno San Buenaventura, por su parte, ocupa 227 metros cuadrados. Con un diseño coqueto, en sus estanterías hay desde la pastelería artesana que caracteriza a esta firma hasta sus especialidades más conocidas.

Estos locales han tenido muy buena acogida entre los pasajeros, y su puesta en marcha permitirá cumplir con otro de los objetivos que se ha marcado el Aeropuerto de Sevilla en la reforma de sus servicios de restauración: ofrecer una carta de productos bien diferenciada en cada punto de venta. En la actualidad, el aeródromo sevillano dispone de cinco establecimientos de restauración, de los que cuatro están en la zona de salidas y uno en llegadas. El proceso de mejora de la oferta continuará a lo largo de 2011, incidiendo, sobre todo, en la incorporación de conceptos novedosos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento